Un jurado popular declaró culpable al acusado matar a su expareja en Tortuguitas

Un jurado popular declaró culpable al único imputado por el femicidio de María Esther Correa (45), quien era su expareja cuando la asesinó de 12 puñaladas en la localidad bonaerense de Tortuguitas en agosto del 2018, informaron este jueves fuentes judiciales.


 


Para la primera semana de mayo está previsto que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Martín dé a conocer la sentencia contra el acusado Carlos Ariel Acevedo, hallado culpable del delito de "homicidio agravado por el vínculo y por haber mediado violencia de género”, que tiene como única pena posible la prisión perpetua.


 


“Es un peso menos para todos nosotros. Si bien nada de esto nos devuelve a mi mamá y nada va a llenar su vacío, es un alivio. Es una caricia al corazón saber que esto no le va a pasar a ninguna familia más por culpa de este hombre” dijo a Télam la hija de la víctima, Verónica Cárdenas, quien recibió la noticia ayer cerca de las 10 de la noche.


 


Es una caricia al corazn saber que esto no le va a pasar a ninguna familia ms por culpa de este hombre dijo a Tlam la hija de la vctima Vernica Crdenas


"Es una caricia al corazón saber que esto no le va a pasar a ninguna familia más por culpa de este hombre” dijo a Télam la hija de la víctima, Verónica Cárdenas.


 


“Festejamos, lloramos, es una mezcla de sensaciones terribles. Hoy vamos a poder dormir tranquilos, sabiendo que se hizo justicia”, agregó el yerno de la víctima, Alejandro Pérez.


 


Los doce jurados declararon "culpable" a Acevedo del femicidio de Correa y descartaron la versión de la defensa que sugería una “incomprensión del acusado de sus actos”.


 


“Todo lo que viví ayer fue una mezcla de emociones. Tenía miedo, tenía angustia, estaba feliz por recibir todo el acompañamiento que tuve. Todo junto. Teníamos toda la fe de que iba a ser justa la condena. Nosotros en todo momento contamos la verdad y todo lo que vivimos”, relató Cárdenas.


 


La jueza Paola Mazzeo, titular del TOC 6 de San Martín, pasó a un cuarto intermedio para la lectura de la sentencia, la cual todavía no tiene una fecha definida, aunque se prevé que tenga lugar la semana próxima.


 


Hoy vamos a poder dormir tranquilos sabiendo que se hizo justicia dijo el yerno de la vctima Alejandro Prez


“Hoy vamos a poder dormir tranquilos, sabiendo que se hizo justicia”, dijo el yerno de la víctima, Alejandro Pérez.


 


Previo a la decisión de jurado popular, Acevedo tuvo lugar para pronunciar sus “últimas palabras”, en las cuales dio su versión del hecho. Según dijo, Correa lo atacó por atrás y le cortó el cuello, lo que provocó que él se desvaneciera y lego no recordara lo sucedido. Por último, el acusado ensayó unas disculpas y dijo “amar a la víctima”, a quien se refirió como “la finada”.


 


“No tengo palabras sobre lo que dijo. Fueron todas mentiras. Todo lo que dijo. Decirle que viva con lo que pasó. No le deseo más nada que esto. Que pague todo lo que nosotros sufrimos”, comentó al respecto la hija de la víctima.


 


Durante la tercera y última audiencia de juicio, tuvieron lugar los alegatos, donde la fiscal de juicio Amalia Belauzarán, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 18 de San Martín, quien solicitó que se declare culpable a Acevedo y pidió que reciba la pena de prisión perpetua.


 


En tanto, la defensa buscó que se declare inimputable al acusado y subsidiariamente sea juzgado por el delito de “homicidio simple”, con el fin de que reciba ir una pena menor.


 


Durante el debate también declararon ante el jurado dos médicos forenses que intervinieron en la autopsia de la víctima, quienes ratificaron que Correa falleció producto de 12 puñaladas, 10 de las cuales fueron en su tórax y otras dos en su pierna izquierda. Además, los profesionales indicaron que las heridas que sufrió el acusado fueron “autoinfligidas”.


 


A lo largo del juicio, que comenzó el pasado miércoles, dieron su testimonio alrededor de 30 personas, entre ellas integrantes de la familia de la víctima y policías y médicos que intervinieron en la pesquisa. Verónica dijo que tendrá “siempre presente” su mamá y que continuará acompañando a las familias que sufren por circunstancias similares.


 


En igual sentido se expresó Alejandro, yerno de Correa: “Esto no termina acá. Nosotros formamos parte de Atravesados por el femicidio. Estamos con ellos y vamos a seguir acompañando a otros familiares que pasan por esta situación".


 


El femicidio se produjo el 18 de agosto de 2018 en el domicilio de Acevedo, en Tortuguitas, al que cuando Correa fue luego de que su expareja la llamara porque estaba "enfermo y con mucha fiebre”.


 


La mujer acudió a la casa y unas horas más tarde fue hallada por una de sus hijas asesinada con 12 puñaladas, la mayoría de ellas en su cuello, y a su lado Acevedo con heridas en su cuello tras intentar suicidarse. No obstante, el atacante sobrevivió tras ser trasladado al hospital de Trauma de la localidad de Pablo Nogués.


 


Según describieron los familiares de la víctima, la víctima se había separado de Acevedo unos días antes del hecho por "los maltratos que recibía".