Más comunas ponen a punto los pasos lindantes con Brasil de cara al verano

La apertura progresiva de fronteras hace crecer las expectativas en los municipios que limitan con Brasil y aún permanecen con las puertas cerradas. Hace exactamente un mes que la habilitación del puente Tancredo Neves en Puerto Iguazú–Foz de Iguazú marcó la pauta para que de forma paulatina se vayan abriendo los demás pasos fronterizos. De forma posterior, hace una semana se hizo lo propio en la frontera Bernardo de Irigoyen-Dionisio Cerqueira y el puente San Roque González de Santa Cruz, volviendo a unir Encarnación con Posadas.


No obstante, la exigencia del PCR negativo con hasta 72 horas de anticipación continúa desalentando los ingresos al país por los corredores seguros hasta el momento. Por ahora, en Iguazú hubo alrededor de 28.000 ingresos, en su mayoría por tránsito vecinal. En Irigoyen, la no exigencia del PCR para los municipios lindantes generó mayor movimiento desde ayer, en el marco de una prueba piloto.


En ese marco, la llegada de la época estival preocupa a los intendentes fronterizos, que advierten que habrá muchos argentinos que intentarán cruzar hacia las playas, además de brasileños que buscarán en Argentina mejores precios en los productos. Esto último es un condicionante importante en la insistencia de abrir la frontera, puesto que el cambio favorece la compra de este lado del río, por lo que los comerciantes aguardan ansiosos ese momento.


La única comuna que se opone a una apertura pronta es la de San Javier, teniendo en cuenta que del lado brasileño (Porto Xavier) se instaló un free shop o loja franca, que condiciona a los comerciantes de la ciudad misionera. Empero los demás municipios siguen insistiendo en la apertura cuanto antes.


Es lo que ocurre en El Soberbio, desde donde el intendente Roque Soboczinski expresó a El Territorio que ya se está poniendo todo a punto en el paso fronterizo con Porto Soberbo para cuando se abran las fronteras. “Se hizo fumigación, se limpiaron los baños, se hizo pintura y limpieza del acceso a barcas y playón superior, así que está todo acondicionado”, contó.


Además, indicó: “Trabajamos con Migraciones, Prefectura y Aduana, que señalaron que están dispuestos también a que esto se vaya dando bien para cuando se abra, ya estaría todo en orden para que se habilite el paso”.


En esa ciudad, los comerciantes también insisten en la apertura. De acuerdo a lo que resaltaron, uno de los rubros por el que demuestran más interés los brasileños es el de las estaciones de servicio, teniendo en cuenta el cambio favorecedor del real. Esta diferencia promueve que desde el vecino país quieran llenar sus tanques y realizar compras del lado argentino.


En las últimas horas, la posibilidad de que vuelva a habilitarse el paso internacional Pepirí Guazú, que une San Pedro con el estado de Santa Catarina, Brasil, genera opiniones encontradas, siendo el sector turístico el más beneficiado, en caso de que se habilite el puesto de migraciones de cara a una nueva temporada; sin embargo, en un primer momento, el paso funcionaría solamente como vecinal.