LEY DE ALQUILERES: “SIGNIFICA UN AVANCE PARA LOS INQUILINOS”

El abogado, Juan Argin, informó acerca de cómo es el procedimiento de la nueva ley de alquileres y además quienes son los beneficiados con la misma”

“La nueva ley N°27551, significa un avance legislativo en materia de respeto a los de los inquilinos”, afirmó el abogado. “Es una ley que va a convivir hasta fines de septiembre con el decreto de Necesidad y Urgencia que se dictó al comienzo de la cuarentena”, sostuvo.

La nueva ley de alquileres, aprobada por el Gobierno Nacional, genera tres cambios centrales en lo que son los términos de contratación. El primero de ellos es la generación de un registro a cargo de AFIP, en donde se permitirá blanquear la situación de los contratos de alquileres. El segundo cambio, se trata acerca de la implementación de mecanismos de resolución de conflictos gratuitos, que prevean la situación de protección al inquilino, ya que es la parte más desprotegida en esta relación de consumo. El tercer cambio es acerca de las nuevas formas de establecer las actualizaciones de los alquileres, en relación al movimiento de la economía en el país, sin dejar de lado la situación sanitaria que se está enfrentando.

“Es una ley que beneficia a los inquilinos. Hace más de 15 años teníamos una ley de protección a consumidores, que nunca tuvo protección legal como lo tendrá ahora”, destacó Argin. “Con esta ley aparecen nuevas reglas de contratación claras, que no abandonan a los propietarios, pero si analizan la situación de los inquilinos y además la implementación de reglas de juego transparentes a la hora de contratar”, sostuvo.

La nueva ley modifica además el tiempo que duración de los contratos, haciendo que estos sean por tres años y no por dos como se estaba acostumbrado. Además, todos aquellos contactos que aún están vigentes, siguen en función a las reglas que se implementaron con las condiciones establecidas por el decreto de Necesidad y urgencia.

 “Es necesario que los inquilinos sepan esto para que no sufran abusos por parte de propietarios”, detalló el abogado. “Anteriormente, los alquileres se fijaban libremente y las condiciones para alquilar dependían del antojo del propietario, esto significa un avance para los consumidores”, resaltó.

Para las inmobiliarias esta ley significa reglas de juego claras, ellos de esta manera pueden exigir que se respeten las normas. Para algunos propietarios en cambio, puede significar sentirse perjudicados, ya que les quitan herramientas fundamentales que ellos tenían, como ser mecanismos legales para exigir el pago de forma más dura y establecer ellos el precio.

“En corrientes donde hay muchísimos estudiantes de diferentes partes, esto ayuda muchísimo ya que establece reglas de juego claras a la hora de contratar”, afirmó Argin.