KULFAS: ARGENTINA PUEDE SER "UN PRODUCTOR TECNOLÓGICO PARA AMÉRICA DEL SUR"

El ministro de Desarrollo Productivo enfatizó en generar mayor producción de este mineral y así aumentar las 40.000 toneladas hasta llegar a un aproximado de 135.000, lo que permitiría abastecer la demanda esperada hacia el año 2030.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró que la Argentina tiene la visión estratégica de convertirse en "productor tecnológico para América del Sur y otras regiones", a partir de la industrialización local de la cadena del litio como recurso esencial para la transición energética y la denominada "revolución verde" en la que avanza el mundo.

Kulfas participó del seminario "La industria argentina del litio y su papel en la transformación de la matriz energética local", organizado por el Banco Iberoamericano de Desarrollo (BID) en el marco del programa de asistencia técnica regional, con colaboración del Wilson Center y la Embajada Argentina en Estados Unidos.

 

Del evento, que se realizó de manera virtual, participaron también el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello; el secretario de Minería, Alberto Hensel; los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales; de Catamarca, Raúl Jalil; y de Salta, Gustavo Sáenz, así como el presidente de la empresa Livent, Paul Graves, a cargo de una de las principales operaciones de litio en el país.

En los distintos paneles del encuentro, se analizó que el mundo espera que América Latina aumente la producción de este mineral para abastecer la creciente demanda global, incluso luego de años difíciles por la sobreproducción y precios a la baja registrados antes de la pandemia, la que incluso obligó a interrumpir la producción en algunos países.

 

Sin embargo, se destacó que es necesario preparase para un incremento exponencial en la demanda global de litio, teniendo en cuenta por ejemplo que la Unión Europea priorizo a las renovables en la recuperación económica pospandemia y el Gobierno de Estados Unidos reconoce al litio como recurso estratégico, en la transición global hacia las fuentes verdes de energía.

En una perspectiva de desarrollo industrial a partir de los recursos naturales, Kulfas planteó que "los privados tienen el rol central de la inversión con un Estado que sea orientador y facilitador estratégico de estas inversiones para convertir a la Argentina en productor tecnológico para América del Sur y otras regiones que puedan disponer de estos recursos para la revolución verde".

"Nuestra estrategia como Gobierno y que compartimos con las provincias propietarias de los recursos naturales es poder avanzar en un desarrollo integral de la cadena de litio, agregar valor, desarrollar la ciencia y la tecnología vinculada a la industrialización del mineral para hacer en Argentina un recurso global que será elemento central en esa transición energética", afirmó el ministro.

Kulfas también destacó que el futuro régimen de electromovilidad que el Gobierno espera se sancione en 2021 ofrecerá "incentivos fiscales y tributarios para promover esta inversión, como también incentivos para la adquisición de vehículos eléctricos con el requisito central que tengan componentes de fabricación en el país para potenciar la cadena de valor" en el país y la región.

Hoy el país exporta 40.000 toneladas de carbonato de litio y si se tomaran en cuenta los proyectos en operación y en construcción con las ampliaciones proyectadas se podría avanzar en la producción con un número cercano a los 135.000 toneladas de litio equivalente, lo que se elevaría a 305.000 toneladas las que están en estado preliminar.

Hensel destacó que la producción actual es de 454.000 toneladas con lo cual "el aporte de la Argentina va a depender del comportamiento de la demanda", por lo que proyectó que "de cara a 2030 debería incrementarse la demanda alcanzando los 1,8 millones de toneladas, un escenario en el que Argentina podría participar en un 17% de participación del actual 7%, compartiendo el lugar con China.