Con un homenaje a su creador Fabriciano Gómez, vuelve la Bienal de Escultura del Chaco

La Bienal de Escultura del Chaco, el evento internacional impulsado por Fabriciano Gómez que sitúa a Resistencia como centro artístico en el mundo, tendrá una nueva edición del 16 al 23 de julio en la capital chaqueña, donde además de rendir homenaje al legado de su creador, fallecido en septiembre, presentará un concurso donde participarán 10 prestigiosos escultores de distintos países entre los que están el argentino Juan Pablo Marturano y el mexicano David Bucio.


 


Suspendida como muchos eventos artísticos por la pandemia en 2020, pero por primera vez en su historia -desde el Primer Concurso de Escultura en Madera realizado en la Plaza Central en 1988 y diez años después la primera bienal internacional de escultura-, con el fallecimiento de Gómez (1944-2021) al año siguiente, esta edición es considerada como "la bienal de Fabriciano sin Fabriciano" y "su legado".


 


Organizada por la Fundación Urunday (1989) y el Gobierno de la provincia del Chaco, la XII Bienal Internacional de Escultura 2022 fue presentada este lunes en el Centro Cultural Kirchner con la presencia de del ministro de Cultura, Tristán Bauer; el presidente del Instituto de Cultura del Chaco, Francisco Romero; el presidente de la Fundación Urunday, José Sebasián Eidman; y el intendente de Resistencia Gustavo Martínez, otras autoridades e invitados.


 


¿Qué significa este regreso? "Por un lado esta Bienal recupera el tiempo perdido -en el 2020 no se pudo hacer- y por otro lado, es la oportunidad de honrar el legado de Fabriciano. Nos moviliza no sólo el propósito de este proyecto, sino en este caso en particular el deseo y la necesidad de poder llevar adelante este proyecto que en el inicio parecía una utopía y finalmente se ha transformado en el certamen escultórico a cielo abierto más importante del mundo en su modalidad. Tiene una carga emocional altísima", expresó a Télam, Eidman, el nuevo presidente de la Fundación Urunday tras la muerte de Fabriciano, el artista y gestor cultural que fue muy recordado durante la presentación.


 


La Bienal, a la que definió como "un acto de amor al arte" y una "experiencia transformadora", tiene para el presidente de la Fundación Urunday como gran virtud, el hecho de que las "obras generadas en el concurso pasan a ser parte de la ciudad alimentando el patrimonio de nuestro gran museo al aire libre".


 


"Puertas afuera es uno de los acontecimientos más importantes de la escena escultórica mundial, y puertas adentro es el resultado del trabajo perseverante" con el Estado, instituciones, empresariado y los ciudadanos, "una construcción colectiva y de conquista de la sociedad que convirtió un concurso de escultura en una fiesta del pueblo (desde 1988) y en una marca de identidad chaqueña", manifestó Eidman.


 


Si bien el legado es uno de los componentes indispensables de este año, no hay un lema que ordene, como en ediciones anteriores, las obras en la competencia, una decisión que ya había sido tomada en 2020 en sintonía con esta transición de convertirse en la Bienal de Escultura del Chaco -dejando de ser la Bienal Internacional de Escultura-, y más cercana a los conceptos de otras bienales como la de Venecia y San Pablo.


 


La competencia artística que es también reflejo de "fiesta popular", según los organizadores, tendrá 10 escultores seleccionados de entre 240 de 70 países que presentaron sus proyectos. Entre ellos participan Genti Tavanxhiu (Albania), Verena Mayer-Tasch (Alemania), Juan Pablo Marturano (Argentina), David Bucio (México), Sodong Choe (Corea del Sur) que confirmó su presencia, Arijel Strukelj (Eslovenia), Jhon Gogaberishvili (Georgia), Petre Virgiliu Mogosanu (Rumania), Ebru Akinci (Turquía) y el ucraniano Ihor Tkachivskyi, que se encuentra "en Ucrania, en una de las ciudades que está parcialmente afectada", señaló Eidman.