Todos quedaron en manos de santafesinos. Los que están sobre avenida Alem deben ser destinados a torres. Quedan varios lotes pequeños para ofrecer en 2019. Parte de lo recaudado se destinará al Circunvalar Ferroviario, según se prometió.

Seguir Leyendo
2018 finaliza con una novedad de relevancia urbanística para la ciudad, que permitió recaudar U$ D 5.470.373 al Estado nacional. Tras décadas de permanecer vacíos y sin uso, finalmente, fueron subastados 10 lotes de una ubicación privilegiada: el límite sur de barrio Candioti y la avenida Alem. Con la falencia de tierras habitables que tiene Santa Fe, habían quedado como pequeños manchones verdes en un sector que cuenta con todos los servicios y que permite, en algunas manzanas, desarrollos inmobiliarios en altura.El mecanismo -que se replica en otras muchas localidades del país- fue implementado por el gobierno nacional, de la mano de la Agencia de Administración de Bienes del Estado -Aabe-, en base a Reglamento de Ordenamiento Urbano de la Municipalidad local. Las subastas fueron públicas y on line. Según el compromiso asumido por las autoridades del organismo, la idea es invertir parte de lo recaudado en la obra proyectada del Circunvalar Ferroviario, que tiene por objetivo evitar la circulación de trenes de carga por el medio de la ciudad, tal como ocurre en la actualidad.Los últimos lotes que se ofrecieron quedaron en manos de la concesionaria Nation (Grupo Escobar), que actualmente ocupa parte del predio, y de un particular (Adrián Becker). Están en la manzana comprendida entre las calles Las Heras, Eva Perón, Ricardo Balbín (la que sale de la terminal) y la avenida Alem. La firma peleó duro por quedarse con los 3 terrenos, al punto de que la tensa pulseada hizo duplicar el valor del precio base del lote disputado, pero sólo consiguió dos. (Ver mapa) Los compró por el mismo precio de base: uno salió en U$ D 477.664 y el otro en USD 164.676. El tercero, tenía un precio base de U$ D 137.000, pero terminó vendiéndose en U$ D 310.000.El monto total de lo recaudado (U$ D 5.470.373) superó las expectativas que tenía la Aabe, que esperaba llegar a los 5 millones de dólares.Subastas anteriores El proceso de venta de lotes ferroviarios se inició a fines de noviembre, con la subasta pública de los lotes más grandes y con mayor oportunidad de desarrollo inmobiliario porque están ubicados sobre la avenida Alem. Allí, el Reglamento de Ordenamiento Urbano establece una altura mínima a construir, con lo cual obliga a los inversores a realizar proyectos en altura.Dos lotes ubicados en la manzana que forman las calles Alem, Las Heras, Eva Perón y Alvear, quedaron en manos de dos firmas santafesinas. CAM Emprendimientos Inmobiliarios S.A. ofertó por la esquina de Alem y Alvear U$ D 644.871 (la base era de 596.871), un predio de 884m2 en el que puede levantarse una torre de unos 22 pisos. En tanto, Mundo Desarrollos S.A. se quedó con el terreno contiguo, en el corazón de la manzana y con salida a calle Eva Perón, por U$ D 1.091.639, 200 mil dólares más que el precio base. La superficie es del doble que el otro: 1.628 m2 y la posibilidad de construir un edificio de 28 pisos.Luego, llegó el turno de otros dos lotes, uno con una superficie de 1.458 metros cuadrados está ubicado entre Las Heras y Ricardo Balbín -casi llegando a calle Belgrano-. La subasta arrancó con un precio base de U$ D 1.043.780 y cerró con la oferta de un inversor privado de la ciudad de Santa Fe en U$ D 1.560.000, un 50 % más del valor inicial. En tanto, el lote ubicado sobre el mismo corredor, en su intersección con calle Las Heras, tiene una superficie de 1.402 metros cuadrados y fue adquirido en U$ D 948.291,00 (el precio base era de U$ D 929.291).Además, varios particulares se quedaron con terrenos más pequeños, ubicados en el interior de barrio Candioti Sur, donde no se pueden construir torres, sino viviendas particulares.Una docena de lotes de características similares -de baja densidad constructiva- quedaron pendientes para ser subastados el año próximo.El presidente de Aabe, Ramón Lanús, destacó -en una entrevista con El Litoral- que “son terrenos que están muy subutilizados y van a generar desarrollos, inversiones y empleos en la ciudad de Santa Fe”. Además, valoró la posibilidad de “seguir generando fondos para revolucionar el transporte de trenes en Argentina, en particular el transporte de cargas”, que en el caso de Santa Fe se destinarán a “sacar los trenes del ejido urbano”.