El grupo de WhatsApp, la táctica vecinal más usada para dar alertas

Este servicio de mensajería permite a los vecinos armar grupos por cuadras y manzanas para advertir y dar alertas de eventuales hechos delictivos, “merodeos” de desconocidos, situaciones sospechosas y alarmas comunitarias que se activan. Todo se desvirtúa cuando se envían chistes o bromas que nada aportan: piden un uso correcto de la comunicación vecinal.

Hola vecinos. El objetivo para el fue creado este grupo de WhatsApp es dar aviso sobre alertas. Por eso, la comunicación sólo debe hacerse para urgencias y peligros: casos de salud (en casos de descompensaciones, por ejemplo);
informar ruidos, y comunicar fallecimientos. Siempre deberá aplicarse el sentido común respecto al horario. Todo tipo de comunicación social se hará de manera privada fuera del grupo, para no distorsionar o confundir respecto al
estado de alerta para lo cual fue armado. Muchas gracias”.

Ese “comunicado” es real, y lo emitió hace tiempo la administradora de un grupo de ese servicio de mensajería instantánea del que participan apenas una veintena de usuarios-vecinos de una sola cuadra de la ciudad. En el grupo se
respeta la lógica para la cual fue creado: si sonó una alarma privada de un domicilio como sospecha de un robo, se avisa; si se detecta una situación sospechosa, se avisa; si alguien necesita una medicación o un favor, lo mismo.

 La tecnología avanza sin parar, las redes sociales son siendo chequeadas por miles de usuarios a cada rato, el celular pasó a ser como una “extensión” de la mano. Pero el servicio de mensajería instantánea WhatsApp, aplicación para
smartphones creada hace 10 años (fue comprada por el gigante Facebook en 2014), se masificó a límites inimaginables.

Pero, ¿sirven los grupos de WhatsApp vecinales como táctica y estrategia para alertar eventuales episodios delictivos, situaciones sospechosas de personas que merodean y no son conocidas, dar aviso de si se activó una alarma privada
o comunitaria para anticiparse a la inseguridad de todos los días? Sí, sirven y mucho. Es la opinión coincidente de varios vecinos y referentes de vecinales consultados por El Litoral. Claro, hay una contracara: un grupo de estas
características debe usarse exclusivamente para lo que se creó, y no publicar bromas, chistes, y todo comentario que genere “ruido” en la lógica del grupo (ver Para una buena convivencia).El grupo de WhatsApp, la táctica vecinal más
usada para dar alertas
Este servicio de mensajería permite a los vecinos armar grupos por cuadras y manzanas para advertir y dar alertas de eventuales hechos delictivos, “merodeos” de desconocidos, situaciones sospechosas y alarmas comunitarias que se activan.
Todo se desvirtúa cuando se envían chistes o bromas que nada aportan: piden un uso correcto de la comunicación vecinal.