Pese a la orden de Nicolás Maduro, Estados Unidos mantendrá a sus diplomáticos en Venezuela, lo dijo el secretario de Estado de Trump, Mike Pompeo. Maduro les había dado 72 horas para abandonar el país.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció este miércoles que mantendrá a sus diplomáticos en Venezuela. De este modo, desoyó la orden de Nicolás Maduro de abandonar el país en 72 horas luego de anunciar la ruptura de las relaciones entre países.

Pompeo dijo en un comunicado que Maduro, al que tildó de "expresidente", "no tiene la autoridad legal para romper las relaciones con EE.UU. o para declarar a los diplomáticos estadounidenses persona non grata".

"Le decimos no al golpismo, no al intervencionismo, no al imperialismo", había exclamado por la tarde el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en un discurso ante una multitud desde el balcón del Palacio presidencial de Miraflores, en Caracas.

Allí anunció que rompía relaciones con Estados Unidos, que poco antes había reconocido al líder opositor Juan Guaidó, titular del Parlamento, como presidente interino del país venezolano.

"He decidido romper relaciones diplomáticas y políticas con el gobierno imperialista de los Estados Unidos. ¡Fuera! Se van de Venezuela, aquí hay dignidad carajo!", dijo Maduro, quien dio 72 horas a la delegación diplomática para abandonar el país.

Caracas y Washington carecen de embajadores desde 2010, y mantienen una tensa relación desde la llegada al poder del fallecido líder socialista Hugo Chávez en 1999.