Anunció un plan de equilibrio fiscal para calmar a los mercados, con reducción del Gabinete, y también un refuerzo de los planes sociales.

Seguir Leyendo
Después de una seguidilla de intensas reuniones en la Quinta de Olivos, Mauricio Macri anunció la reducción de ministerios a menos de la mitad, además de un paquete de medidas económicas. Entre sus principales definiciones habló de "emergencia", pidió un "mayor aporte" a los que exportan y llamó a toda la dirigencia a consensuar una agenda de "equilibrio fiscal, trabajo formal y Estado sin corrupción". Admitió que la pobreza va a aumentar y adelantó que tomarán medidas para amortiguar el impacto de la devaluación en los sectores más vulnerables.Anunció que aumentará los impuestos a las exportaciones y que reducirá "a menos de la mitad" la cantidad de Ministerios para enfrentar una "emergencia" económica. "Para cubrir lo que falta, en esta transición que se ha transformado en emergencia vamos a pedirles a quienes tienen más capacidades para contribuir un mayor esfuerzo", afirmó.Dijo que planteará a "aquellos que exportan en la Argentina que su aporte sea mayor". "Sabemos que es un impuesto malo, malísimo, que va en contra de lo que queremos fomentar que son más exportaciones para fomentar más trabajo. Pero les tengo que pedir que entiendan que es una emergencia y necesitamos de su aporte", dijo. Además confirmó que reducirá la cantidad de Ministerios a menos de la mitad. "Tenemos que enfrentar es un problema de base de no gastar más de lo que tenemos",indicó.El Presidente dio el mensaje previo a la apertura de los mercados, en una señal de ajuste del gasto público y de oxigenación del Gabinete, en medio de la crisis por la devaluación y de la necesidad de profundizar la reducción del déficit fiscal, meta que se redujo para el 2019 de 1,3% del PBI a 0,4%. En esta línea, llamó a "no gastar más de lo que tenemos", para ir hacia el equilibrio de las cuentas públicas."Tenemos que enfrentar un problema de base, que es no gastar más que lo que tenemos, y vamos a reducir los ministerios a menos de la mitad. Creo que en todos nosotros ha crecido la conciencia de que no podemos seguir gastando más de lo que tenemos, y mucho menos convivir con la corrupción", dijo el mandatario, con fuertes críticas al kirchnerismo.El Presidente habló de tres grandes ejes en los que trabajará, para los que pidió consensos con el resto de la dirigencia: equilibrio de las cuentas públicas, trabajo formal y combate a la corrupción."Hace un año convoqué a los dirigentes de todo el país a cumplir tres consensos básicos, sin los cuales es muy difícil crecer. Debemos ir hacia el equilibrio en las cuentas públicas y no gastar más de lo que tenemos, para tener menos inflación", afirmó.Dijo que también hace falta fomentar "el trabajo de calidad, como eje del desarrollo" y que hay que construir "un Estado sin corrupción". "Lo que nos pasó en estos días muestra que esos consensos son más urgentes que nunca. Renuevo mi compromiso de respaldar estos consensos e invito a toda la dirigencia argentina, la política, la empresaria, la Justicia y los gremios, a comprometerse con ellos",reclamó.Además habló del "escándalo de los cuadernos", en referencia a la causa en la que se investiga el pago de coimas durante el kirchnerismo. "Sin dudas constituye un antes y un después para terminar con la corrupción. Pero en el corto plazo afecta la imagen del país",dijo."El dólar empezó a subir. Ante esta situación, reaccionamos rápido. Le pedimos ayuda al FMI y logramos un apoyo inédito para ningún país en la historia del organismo, por el monto, la rapidez, y por las condiciones que conseguimos. Cuando pensamos que se habían despejado las dudas, pasaron cosas que volvieron a sembrar dudas, como lo que sucedió en Turquía", dijo, al hablar sobre la escalada de la moneda estadounidense.También anunció que otorgará "un refuerzo" económico a las personas que cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH) en septiembre y diciembre, después de admitir que crecerá la pobreza. "Con todas las medidas que estamos tomando empezamos a superar la crisis, cuidando siempre más a los que más necesiten porque sabemos que con esta devaluación la pobreza va a aumentar", dijo el jefe de Estado.Indicó que el Gobierno va a reforzar el plan Precios Cuidados, focalizado en la canasta básica de alimentos. "A partir de este mes vamos a reforzar el programa precios cuidados, con especial foco en los alimentos de las canasta básica", indicó. Además dijo que "empujará cada vez más" el plan "El Mercado en Tu Barrio", un programa para que los consumidores puedan comprar productos de calidad a precios accesibles en un solo lugar y cerca de tu casa. "No puede ser que siendo uno de los países más ricos del mundo tengamos un tercio de la población en la pobreza", afirmó.En ese contexto dijo que quisiera "darle más aumento a los profesores universitarios, también a los enfermeros, a los policías", en relación al conflicto con los docentes de las casas de altos estudios por la falta de acuerdo salarial."¿Creen que me hace feliz no darle los recursos a la gente que más lo necesita?", se preguntó Macri, que reconoció que su Gobierno creyó "con excesivo optimismo que era posible ir ordenando las cosas de a poco pero la realidad nos mostró que tenemos que ir más rápido", en referencia al gradualismo que eligió el Presidente, como camino para superar la "herencia K".Los anuncios de Macri fueron anteriores a los del ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, que comunicó los detalles de un paquete de medidas económicas para tratar de controlar la corrida del dólar y avanzar en la baja del rojo fiscal, como la aplicación de retenciones a todas las exportaciones. El funcionario viajará luego a Washington, para renegociar el acuerdo con el FMI y pedir adelantos de fondos del préstamo por U$S 50 mil millones pactado originalmente.