Caso Ciccone: Amado Boudou.Alejandro Rúa informó que está pendiente la recusación contra el juez Pablo Bertuzzi, ya que apeló ante la Corte Suprema y ese planteo tiene efectos suspensivos. El ex vicepresidente está procesado por negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho.

Seguir Leyendo
Amado Boudou se podría convertir en el exfuncionario kirchnerista de más alto rango en ser condenado por un caso de corrupción. Siete años después de que estallara el caso Ciccone, el Tribunal Oral Federal N°4 dará a conocer la sentencia contra el exvicepresidente. Está acusado de los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho. Sin embargo Alejandro Rúa, su abogado defensor, pidió suspender el veredicto de la causa por la venta de la imprenta al argumentar que el presidente del tribunal, Pablo Bertuzzi, no puede intervenir."Usted no puede estar acá", le dijo el abogado de Boudou al juez Bertuzzi al informar que aún está pendiente la recusación en su contra; porque apeló ante la Corte Suprema y ese planteo tiene efectos suspensivos.Los acusados tuvieron la oportunidad de hacer su último descargo. Mientras que Alejandro Vandenbroele y Guido Forcieri evitaron hablar, Rafael Resnick Brenner pidió su absolución y reclamó que en el juicio "hay muchos ausentes". "Estamos en un debate que vamos a la velocidad de una Ferrari y abajo hay una bicicleta fija sin intención de averiguar qué es lo que pasa realmente con este caso", dijo.El exjefe de asesores de la AFIP acusó a la fiscalía de "trastocar pruebas y mentir en un alegato" y consideró que las acusaciones en su contra "se basan en conjeturas que no se compadecen con la prueba y desplazan la presunción de inocencia". Resnick Brenner afirmó que "no es parte de ningún plan criminal". Y sostuvo que existe un "vedetismo y protagonismo jurídico que puede distraer las resoluciones judiciales llegando a efectuar resoluciones contrarias a derecho". "Quiero entender que no va a pasar eso con este Tribunal", concluyó.A su turno Nicolás Ciccone, el exdueño de la imprenta, dijo que lo "despojaron de su empresa". "Los verdaderos culpables no tuvieron que enfrentar este juicio",agregó.El amigo de Boudou, José María Nuñez Carmona, afirmó que es "falaz" afirmar que "reemplazó" al exvicepresidente Amado Boudou en la toma de posesión de la ex Ciccone Calcográfica. "Yo no recibí nada", señaló. Y calificó de "igualmente disparatado el pedido de detención" en su contra. De todas maneras,manifestó que si le "toca ir detenido" irá al penal que se le indique.Para la Justicia, Boudou se interesó para que se levantara la quiebra de la imprenta y para quedarse con el 70% de sus acciones como coima, por lograr salvarla. En el caso están acusado además Núñez Carmona; Alejandro Vandenbroele, amigo de Núñez Carmona y considerado testaferro de Boudou para quedarse con la imprenta; Rafael Resnick Brenner, exjefe de asesores de la AFIP; Nicolás Ciccone, exdueño de la empresa, y Guido Forcieri, asesor de Boudou.Por su parte, el exvicepresidente Amado Boudou sostuvo que "jamás" negoció por él o a través de terceras personas la compra de la ex Ciccone. "Jamás negocié por mí ni a través de terceros la compra del 70% del paquete accionario", aseguró. Y consideró que en el juicio en su contra se "invirtió la carga de la prueba". "El propio (Alejandro) Vanderbroele dijo que cohecho no existió", agregó.Así, Boudou insistió en que "la situación del cohecho no tiene correlato con ninguna de las pruebas que se dieron".La fiscalía pidió una pena de cinco años y seis meses para el expresidente , al igual que la Oficina Anticorrupción. La Unidad de Información Financiera (UIF) solicitó seis años y la detención.