DE VIDO. El exfuncionario K le pidió a la Justicia recuperar su libertad.El exministro K de Planificación hizo la presentación ante la Cámara Federal, en la causa por fraude millonario en las obras de refacción de la mina carbonífera.

Seguir Leyendo
En prisión desde octubre del año pasado, Julio De Vido le pidió a la Justicia que lo excarcelen o que lo liberen bajo el control de la tobillera electrónica. La presentación la hizo su defensa ante la Sala II de la Cámara Federal, en la causa en la que el exministro K de Planificación está procesado con prisión preventiva por malversación de fondos por $ 26.000 millones y desvío de $ 265 millones destinados a obras de refacción de la mina carbonífera Río Turbio.El pedido es para que el exfuncionario K salga de la cárcel de Marcos Paz o que sea liberado bajo control de una tobillera electrónica, que le permite moverse en un radio de hasta 100 kilómetros a la redonda de donde fije domicilio ante la Justicia. Definen los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, que en una instancia anterior habían decidido confirmar el procesamiento y el arresto preventivo de De Vido.El exfuncionario K está detenido desde el pasado 25 de octubre, por orden del juez federal Luis Rodríguez, luego de que la Cámara de diputados le quitara sus fueros como legislador. El magistrado ya rechazó su pedido de liberación, que ahora llegó nuevamente a la Cámara.En la causa por la que De Vido permanece en prisión, está procesado por la multimillonaria defraudación al Estado en la reconversión de Yacimientos Carboníferos Río Turbio. Está acusado de malversación de fondos por $ 26.000 millones y el desvío de $ 265 millones destinados a la refacción de la mina.Los abogados que plantearon el pedido del exministro K son los mismos defensores del técnico informático Diego Lagomarsino, que está en libertad y justamente bajo control de una tobillera electrónica en la causa que investiga la muerte del fiscal del caso AMIA Alberto Nisman.De Vido ya había estado procesado y con prisión preventiva por otra causa, en la que se investigan sobreprecios en la importación de gas licuado. Pero el Tribunal de Apelaciones lo dejó con falta de mérito y lo excarceló en esta causa al cuestionar la idoneidad de una pericia. El exfuncionario K además es juzgado por su responsabilidad en la tragedia de Once.