El jefe de Gobierno respaldó el accionar policial por la detención de los 16 metrodelegados y avisó: "Vamos a seguir actuando así".

Seguir Leyendo
No fue un día más ayer en la cúpula del Gobierno de la Ciudad. La detención de los 16 metrodelegados, que cortaron las vías del subte, exhibió un cambio en la política oficial ante las manifestaciones. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, salió a defender el accionar de la Policía de la Ciudad y advirtió: "Vamos a seguir actuando así".Larreta remarcó que la protesta de los metrodelegados es "inentendible" porque, según el fallo de la Corte Suprema, "no son un gremio oficial". El jefe de Gobierno cruzó a Néstor Segovia, quien defiende la legitimidad de los metrodelegados, al enfatizar: "El paro es ilegal porque el gremio es ilegal". El jefe de Gobierno porteño también remarcó la diferencia entre la protesta genuina del paro y cortar las vías: "Una cosa es un paro y otra cosa es cortar el servicio", indicó en radio Mitre.Sobre el conflicto que encabezan los metrodelegados en reclamo por el acuerdo paritario que firmó la UTA (15,2%), Larreta sostuvo que tras el fallo de la Corte Suprema contra la asociación liderada por Néstor Segovia "cuando paran los sancionamos y les descontamos el sueldo"."La policía actuó con firmeza, actuó bien y los sacó (a los metrodelegados)", destacó Larreta el operativo policial en las vías de la estación Las Heras de la línea H de subte. El funcionario porteño consideró que "de alguna manera hay que sacarlos" a los metrodelegados y explicó: "Hay que hacerlo como dice la ley, partiendo de la base que la Constitución nacional le da estabilidad al empleado público. Para hacerlo bien, tenemos que cumplir con la ley y es lo que estamos haciendo y por eso reaccionaron, porque saben que estamos dando los pasos que tenemos que dar".El jefe de los metrodelegados fue detenido ayer junto a 15 sindicalistas cuando protestaban por un mayor aumento salarial que el acordado por la UTA y por la quita de sanciones a empleados que participaron de protestas. Los arrestos fueron por los delitos de atentado y resistencia a la autoridad y la infracción del artículo 194 del Código Penal de la Nación. Tras diez horas en la comisaría, el sindicalista fue liberado."La policía actuó con firmeza, actuó bien y los sacó (a los metrodelegados)", destacó Larreta el operativo policial en las vías de la estación Las Heras de la línea H de subte. El funcionario porteño consideró que "de alguna manera hay que sacarlos" a los metrodelegados y explicó: "Hay que hacerlo como dice la ley, partiendo de la base que la Constitución nacional le da estabilidad al empleado público. Para hacerlo bien, tenemos que cumplir con la ley y es lo que estamos haciendo y por eso reaccionaron, porque saben que estamos dando los pasos que tenemos que dar".El jefe de los metrodelegados fue detenido ayer junto a 15 sindicalistas cuando protestaban por un mayor aumento salarial que el acordado por la UTA y por la quita de sanciones a empleados que participaron de protestas. Los arrestos fueron por los delitos de atentado y resistencia a la autoridad y la infracción del artículo 194 del Código Penal de la Nación. Tras diez horas en la comisaría, el sindicalista fue liberado.Segovia defiende el corte"Para mí no fue un exceso parar el subte y tomar las vías", dijo el líder de los metrodelegados, cuyo gremio, dijo, no puede firmar acuerdos por carecer de personería pero sí discutir aumentos, lo que desmiente la Ciudad. "La Corte Suprema no dice que no somos gremio, sino que nos manda a concursar con la UTA. Eso significa que la UTA se debe presentar en el Ministerio de Trabajo. Nosotros no podemos firmar aunque sí negociar", dijo Segovia, en relación a uno de los motivos que llevaron a la protesta."Estamos esperando que el Gobierno de la Ciudad deje su capricho y llame a los trabajadores que representamos el subte", dijo el gremialista, que consideró que la "paz social" depende de los funcionarios. "Desde el 16 de abril empezamos con apertura de molinetes, no tenemos respuesta de Metrovías y de la Ciudad, que ensucian la cancha", cuestionó Segovia, que no descartó una nueva medida de fuerza, aunque no en todas las líneas.