El Central baja las tasas y comprará más dólares para sostener el tipo de cambio.

Decidió elevar el tope diario a US$ 75 millones. Durante enero fue de US$ 50 millones. Aprovecha la mayor demanda de pesos, que le permitió fijar la tasa por debajo del 55%.

El comité de política monetaria del Banco Central decidió incrementar desde hoy a 75 millones de dólares el tope de compra de divisas que podría comprar en un día, cada vez que el precio de mercado del dólar mayorista se ubique por debajo del piso de la zona de no intervención cambiaria. Ese tope regirá para febrero y podría o no ser modificado en marzo.

Durante enero, ese tope había sido establecido en 50 millones. El anuncio se da al mismo tiempo que se observa una aceleración en el ritmo de caída de la tasa de interés de política monetaria, que ayer quedó fijada en 53.68%. Esta tasa era del 59.4% a fin de año y llegó al 74% en el arranque del programa monetario, en octubre pasado.

En el improbable caso de que el dólar supere el techo de la banda cambiaria -entre $ 49,03 y $ 49,97 en febrero- el BCRA podrá licitar hasta US$ 150 millones por día.

El tope original de compras y ventas , pactado con el FMI, era de 150 millones de dólares por día, pero para no poner en riesgo el cumplimiento de la meta de base monetaria, se decidió restringir las compras de enero a solo 50 millones diarios.

El tope original de compras y ventas , pactado con el FMI, era de 150 millones de dólares por día, pero para no poner en riesgo el cumplimiento de la meta de base monetaria, se decidió restringir las compras de enero a solo 50 millones diarios.

Igual, las compras de dólares tendrán un tope mensual en febrero. No podrán superar el equivalente al 3% de la base monetaria observada en el arranque de febrero, que es de 1.372 miles de millones de pesos. Como el piso de la banda irá este mes entre $ 37.88 y $ 38,61, se calcula que el Central podrá comprar unos 1.100 millones de dólares. En enero, la compra de divisas alcanzó los 560 millones de dólares.

Con la decisión anunciada ayer, el Central da una clara señal de que buscará, aunque no es su prioridad, sostener el tipo de cambio real para que no crezca la discusión sobre si, otra vez, se cae en el problema del “atraso cambiario”.

El debate por ese supuesto atraso del tipo de cambio real -a pesar de que en 2018 el peso sufrió una devaluación del 50%- toma fuerza porque durante enero el precio del dólar retrocedió levemente, frente a una inflación que, se espera, rondará el 2,5%.

La pendiente de devaluación establecida por la banda cambiaria es del 2% mensual durante el primer trimestre de 2019. Como se espera que en la inflación sea del 2,5% promedio en cada mes de este trimestre, es fácil observar que el dólar seguirá detrás de la inflación. Eso, al menos, hasta que tome temperatura la campaña preelectoral. Todo el mundo espera una mayor demanda de divisas para ponerse a resguardo de cualquier resultado electoral.

El sector empresario también hace notar sus quejas, a dos bandas: por el nivel de las tasas de interés, además de por el precio del dólar (ver aparte).

Lo concreto es que la mayor comprar de divisas se da en un contexto local y global favorable. En lo global, la decisión de la Reserva Federal de los Estados Unidos de no subir las tasas de interés -probablemente en todo 2019- llevó tranquilidad a los mercados emergentes. En lo local, la mayor demanda de pesos le permitió al BCRA acelerar la baja de las tasas de interés que paga por las letras de liquidez.

En su comunicado, el Banco Central explicó que “Si el tipo de cambio se ubicara por debajo de la zona de no intervención, la meta de base monetaria se incrementará con las compras de dólares realizadas mediante licitaciones del BCRA. Estas licitaciones serán de hasta US$ 75 millones por día. El valor acumulado en pesos en el mes de estas licitaciones no podrá exceder en 3% al valor de la meta al 1 de febrero, que es de $ 1.372 mil millones.”

El Central, con todo, recordó que “el objetivo principal del Banco Central es reducir la inflación que sigue siendo muy elevada. El Comité de Política Monetaria considera que un estricto control de los agregados monetarios conducirá a tal objetivo, siendo las decisiones tomadas para el mes de febrero consistentes con el mismo.

También informó que sobrecumplió la meta de Base Monetaria. El promedio mensual de la BM de enero fue $ 1.345 mil millones, $ 12.141 millones inferior a la meta y 0,6% superior al promedio de diciembre.