Resultado de imagen para SUPERMERCADOLas subas de naftas, gas, transporte público, peajes y medicina prepaga golpearon al bolsillo. Recién esperan una desaceleración hacia fin de año.

Seguir Leyendo
Tras el récord de inflación de septiembre, la suba de precios se mantuvo en octubre en los niveles más altos de la administración de Mauricio Macri. De acuerdo a las primeras estimaciones privadas ya concluidas, la suba de precios del mes pasado fue de entre 5,3 y 6 por ciento.A diferencia de lo que sucedió en septiembre, mes en que el Indec registró un Índice de Precios al Consumidor de 6,5%, en octubre hubo especial presión sobre la inflación por los aumentos de tarifas:la nafta, el gas, el transporte público, los peajes a la costa atlántica y la medicina prepaga golpearon al bolsillo.Eso, sumado a lo que los economistas llaman el "efecto arrastre" desde el mes anterior, harán que la suba de precios termine siendo mayor en octubre a lo que se estimaba algunas semanas atrás. Las consultoras privadas ya miden un mínimo de 5,3%, que estaría en el podio de los índices más elevados de la era Macri.Para la consultora EcoGo, octubre mostrará una inflación de 5,7%. "La diferencia con septiembre es que la inflación núcleo, que no toma en cuenta tarifas, había subido por encima del nivel general. En octubre hubo subas de tarifas y eso te tiró la cifra para arriba",explicó la economista Marina Dal Poggeto.Fausto Spotorno, del centro de estudios Orlando Ferreres, afirmó por su lado: "En las tres primeras semanas de octubre, contra las tres primeras de septiembre, la inflación fue de 5,3%. Pero es difícil que cambie la tendencia con los datos de la última semana".Así, la inflación habría acumulada entre septiembre y octubre rondaría el 12 por ciento. El IPC de solo dos meses -los más álgidos en términos de traslado a precios de la devaluación y subas de tarifas- equivale a la meta de inflación que el Gobierno había fijado en el Presupuesto 2018,del 10 (+-2) por ciento.Las proyecciones de todo el año ya se acercan al 50%. Aunque el Ministerio de Hacienda estimaba un 42% para finalizar el 2018, los últimos meses obligaron a los economistas a calcular una suba de precios anual mayor. EcoGo espera un 48% y Orlando Ferreres,47%.El Gobierno ya había reconocido que septiembre y octubre fueron los meses con índices de inflación más altos, y también estimaron que en noviembre y diciembre la suba de precios desacelere claramente."Es probable que con un tipo de cambio más tranquilo, en noviembre tengamos una inflación de 3%", adelantó Spotorno. "La recesión amortigua incluso la tasa de inflación. Hacia adelante no sabemos en qué medida van a seguir aumentando las tarifas",concluyó Dal Poggeto.