La obra del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA) sigue su curso, pero por esta provincia no pasará ningún caño. En consecuencia, ingresó en la Legislatura provincial un pedido dirigido al Gobierno nacional para que informe en “qué situación se encuentra la obra y que revierta la decisión de excluir a Misiones”.

Seguir Leyendo
El autor del proyecto de ley es el diputado del Partido Agrario y Social (PAyS) Isaac Lenguaza, quien también solicitó informes al Poder Ejecutivo provincial. El primer punto exige explicaciones sobre las gestiones “que se han encarado ante el Gobierno nacional para revertir la exclusión de Misiones del proyecto de construcción del Gasoducto del Noreste Argentino”.Además, urgió a la provincia que solicite informes a la Nación por “los avances concretos en el plan de obras que completen la extensión originalmente prevista del Gasoducto del NEA, sobre todo la Etapa 3, correspondiente a las obras en las provincias de Corrientes y Misiones”.En mayo de 2017, y con la licitación para un tramo de 100 kilómetros del GNEA, la empresa pública Energía Argentina SA (ENARSA) consideró que la construcción de tan importante obra llegó a su fin. De esta manera, el proyecto dejó afuera del abastecimiento de gas natural a Misiones y a Corrientes.De un plumazo, sin consulta ni aviso previo, y sin que mediara al menos una promesa de compensación, el Gobierno nacional, al que esta provincia le garantiza “gobernabilidad” en forma permanente, decidió que los misioneros sigamos atados a la tiranía de la garrafa de gas licuado de petróleo.Entre los fundamentos de su proyecto, Lenguaza contó que “en el año 2015 se abrió el proceso licitatorio y se presentaron alrededor de cinco ofertas, pero no se abrieron los sobres esperando la actuación del nuevo Gobierno nacional”. Y recordó que “se llegó incluso a avanzar en los estudios de impacto ambiental sobre estos tramos, lo que nos hizo esperanzarnos en que realmente, esta vez, estábamos ante la posibilidad real de concreción de la obra”.“El Gasoducto NEA fue concebido como una obra para abastecer de gas natural a más de 3,5 millones de habitantes en las provincias de Salta, Formosa, Chaco, Santa Fe, Corrientes y Misiones. Estaba previsto en cuatro etapas”, recordó Lenguaza.El legislador, además, expresó que los funcionarios nacionales explicaron que la reformulación de la obra, y nuestra exclusión de la misma, surgieron porque “el ENARSA decidió la rescisión del contrato de la empresa Servicios Vertúa en uno de los nueve tramos en que se licitó originalmente, por mantener inconclusa la construcción de 103 kilómetros en el límite entre las provincias de Salta y Formosa”.También dijeron que “la obra original no garantizaba la provisión de gas desde Bolivia y que el proyecto nunca tuvo un estudio de prefactibilidad ni un plan de negocios para su ejecución”.El diputado apuntó que “en la actualidad, ENARSA ejecuta trabajos correspondientes a las dos primeras etapas, que ya estaban en ejecución. Sin embargo, las 3 y 4, decidió posponerlas”.Y detalló que “la última versión de la obra contempla un gasoducto de 1.448 kilómetros para llevar el gas de Bolivia a través de Salta, Formosa, Chaco y Santa Fe hasta las cercanías de Buenos Aires. El país central será atendido, no así el NEA. No es opcional, a esta altura, justificar la discriminación y el desprecio por Misiones”, sostuvo.Alternativa-En otro punto de la iniciativa, se solicitó conocer los avances concretos que se registraron en relación al “Modelo de Plan de Inversiones” para Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa que la firma Gas Nea presentó al Gobierno nacional.En este sentido, Lenguaza aclaró que “Gas Nea presentó un plan quinquenal de inversiones que incluye la construcción de un gasoducto que extendería hasta Posadas el ducto que ahora llega hasta Paso de los Libres”. Dicha obra “demandaría un desembolso estimado en 2.300 millones de pesos y permitiría que unos 20 mil misioneros y correntinos accedan al gas natural. No es, ni por asomo, la cobertura prevista en el GNEA, pero sí una alternativa de menor alcance para empezar a hacer justicia y sacar a Misiones del aislamiento energético”, señaló.