El impacto de la devaluación y la estampida inflacionaria llevó a las provincias -entre ellas Misiones- a diseñar programas locales para amortiguar la suba de precios. 

Seguir Leyendo
Iniciativas que son paralelas al “Precios Cuidados” que relanzó el Gobierno nacional y que apuntan a dar más contención social, uno de los puntos que más preocupan a los gobernadores en este contexto. Antes que otros colegas, el misionero Hugo Passalacqua, del Frente Renovador de la Concordia, había lanzado proyectos para freezar precios. Después de “Ahora Pan”, que le puso un techo al valor del pan francés, y de “Ahora Gas” para garantizar garrafas baratas, dio impulso al “Ahora Góndola”, con reintegros de 10% en compras en supermercados a través de un acuerdo con un banco privado.Este mes, la Casa Rosada dio un nuevo impulso al programa que había inaugurado el kirchnerismo. Sin embargo, los 550 productos que tienen valores encorsetados no siempre llegan a las góndolas provinciales. La medida preventiva que se disparó en líneas generales desde las administraciones subnacionales fue intensificar los controles en los supermercados para que haya abastecimiento y se respeten los precios.Además, para reforzar ese plan nacional, los mandatarios también avanzaron en la elaboración de proyectos propios. En esta línea, el miércoles el puntano Alberto Rodríguez Saá dará luz verde a “Carne San Luis”, que ofrecerá cortes vacunos y de cerdo con 15% de descuento en 40 comercios de la capital provincial y de la localidad cercana Juana Koslay. Hay más predios inscriptos para ampliar el proyecto y se trata de carne de novillos puntanos que compra el gobierno de Rodríguez Saá para su posterior llegada a frigoríficos locales. Además aparecen puntos de venta mayoristas.En Córdoba, el peronista Juan Schiaretti salió el viernes a contener principalmente a los sectores más vulnerables a través de una ampliación de la Tarjeta Social, al casi duplicar el aporte respecto a 2017 (pasó de $ 490 millones a $ 910 millones). También subió el número de beneficiarios (77 mil a 84 mil) y el monto asignado (de $ 770 a $ 900) para la compra de productos en almacenes y supermercados adheridos. Schiaretti completó el acuerdo con los comercios para mantener congelado el precio de 16 productos de la canasta básica hasta el 31 de diciembre. Estos pueden ser adquiridos con la Tarjeta Social destinada a familias que por ingresos están en situación de indigencia.En Santa Fe, la diputada provincial Patricia Chialvo propuso la creación de una réplica local del Precios Cuidados, con instrumentación por parte de la Secretaría de Comercio del gobierno del socialista Miguel Lifschitz y el acompañamiento de ONGs de defensa al consumidor. “Estamos proponiendo el Procome -Programa Consumo Masivo y Económico- para cuidar los precios de los productos de primera necesidad”, dijo la diputada según refleja el medio local El Ciudadano. La iniciativa, de todos modos, no llegó aún a la legislatura santafesina.Un punto en común en San Luis, Córdoba y Santa Fe es que son tres de las provincias que tienen su propio Índice de Precios al Consumidor (IPC), junto con otros distritos como Mendoza, Neuquén o CABA.Antes, el misionero Hugo Passalacqua, del Frente Renovador de la Concordia, había lanzado proyectos para freezar precios. Después de “Ahora Pan”, que le puso un techo al valor del pan francés, y de “Ahora Gas” para garantizar garrafas baratas en el interior de Misiones, dio impulso al “Ahora Góndola”, con reintegros de 10% en compras en supermercados a través de un acuerdo con un banco privado.En esa lógica,la macrista bonaerense María Eugenia Vidal instrumenta a través del Banco Provincia una herramienta que tuvo éxito, como el 50% de reintegro (tope de devolución de $ 1.500) para compras en supermercados adheridos a través de tarjetas de crédito. La promoción se realiza en días puntuales y también aplica a comercios de CABA. (ambito.com)