El encuentro se desarrolló en el despacho de Pichetto, en el segundo piso del Senado. Insfrán participó con otros gobernadores en una reunión con el jefe del Bloque Justicialista del Senado, Miguel Pichetto, para analizar la propuesta alternativa del senador a los cambios en el impuesto sobre Bienes Personales.

Seguir Leyendo
El encuentro se desarrolló en el despacho de Pichetto, en el segundo piso del Senado, y participaron los gobernadores de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Catamarca, Lucía Corpacci; de Chubut, Mariano Arcioni, y de La Rioja, Sergio Casas. También se asistieron la reunión el vicegobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo, y su par de Chaco, Daniel Capitanich.Además de Pichetto, participaron los senadores justicialistas José Mayans (Formosa); Sigrid Kunath (Entre Ríos);Alfredo Luenzo (Chubut); Carlos Espínola (Corrientes) e Inés Blas (Catamarca).El preocupante proyecto de Bienes Personales que aprobó la cámara de Diputados la semana pasada podría ser modificado por el Senado, tras la presentación de Pichetto para exceptuar del tributo a inmuebles destinados a “casa-habitación” valuados hasta $18 millones.La iniciativa sobre Bienes Personales que aprobó Diputados -necesaria para suplir los pedidos opositores para subsidiar al transporte, entre otras cuestiones- eleva el mínimo no imponible (MNI) a dos millones de pesos. Además,se establece una alícuota progresiva de 0,25%, 0,50% y 0,75% por el valor que exceda al mínimo no imponible.Bajo estos parámetros, quienes excedan el MNI hasta tres millones de pesos tributarán 0,25%. Para los que se encuentren en el parámetro de entre tres millones y hasta $18 millones, la alícuota se incrementará a 0,50%; y a partir de $18 millones se tributará un 0,75%, tal como informó Ámbito Financiero desde que salió el dictamen de la comisión de Presupuesto de Diputados, el 18 de octubre pasado.Tras abusivos aumentos de los inmobiliarios en varias provincias -la provincia de Buenos Aires, una de ellas-, se decidió que la valuación fiscal a utilizar sea la de 2017 actualizada por inflación o hasta que el organismo federal -creado el miércoles pasado por decreto y repleto de una insólita burocracia- asuma el compromiso en cuestión. En tanto, para el caso de los inmuebles rurales, se instauró un 0,25% plano pero Cambiemos quitó en el recinto de Diputados a las personas físicas y dejó a las jurídicas.En su proyecto, Pichetto propone: “De tratarse de inmuebles destinados a casa-habitación del contribuyente, o del causante en el caso de sucesiones indivisas, no estarán alcanzados por el impuesto cuando su valor determinado de acuerdo con las normas de esta ley, resulten iguales o inferiores a $18 millones”.Si el Senado avanza con la modificación empujada por Pichetto -habrá que ver qué dictaminan los gobernadores y si el Gobierno nacional acepta-, la cámara de Diputados deberá volver a reunirse en comisión y llevar el tema al recinto para avalar los cambios o insistir con la versión original del texto, que nació en la cámara baja a través de Alejandra Martínez, quien responde al mandatario jujeño Gerardo Morales y al opositor de Misiones Jorge Franco.