Resultado de imagen para Closs y SolariEl oficialismo convocó a una reunión de Labor Parlamentaria para las 12 de este martes, con la intención de definir “el modo de cómputo de días” para poder tratar en el recinto la solicitud del juez federal Claudio Bonadío. Cambiemos llamó a sesión especial a las 18 y los senadores ‘misioneristas’ podrían quedar pegados a la figura de la ex presidenta, si acompañan la decisión del bloque de Miguel Pichetto, de no permitir el tratamiento.

Seguir Leyendo
Cambiemos impulsará este martes el tratamiento del desafuero de la senadora y expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. A través de una nota enviada desde Presidencia a todas las bancadas, se convocó a los jefes de bloques a una reunión de Labor Parlamentaria para las 12. En ese marco, en Misiones se centra la atención sobre lo que harán los senadores de la Renovación, Maurice Closs y Magdalena Solari, quienes hasta el 2015, fueron acérrimos aliados de la ex presidenta. Según medios nacionales, la intención del oficialismo es “resolver el modo de cómputo de días previsto” para el tratamiento de la solicitud judicial, planteando que los plazos establecidos en la Ley de Fueros deben contabilizarse como días hábiles. En caso de no arribar a una “interpretación común” sobre la fecha en la que debe someterse a votación el desafuero enviado el pasado 7 de diciembre por el juez federal Claudio Bonadío, Cambiemos citó a una sesión especial en el recinto para las 18. En ese caso, será fundamental la actitud que tome el interbloque Argentina Federal, que conduce Miguel Pichetto, clave para el quórum. En este punto, entra a tallar la actitud que tomarán los senadores ‘misioneristas’, que no quieren quedar pegados a la figura de la ex presidenta y, al mismo tiempo, pretenden evitar un apoyo explícito a la jugada de Cambiemos. Cabe destacar que el pedido del oficialismo parece un contragolpe a la derrota parlamentaria que significó la aprobación de la ley de Tarifas. Recordemos que ni Closs ni Solari estuvieron presentes en esa votación, tratando de evitar, un posicionamiento claro sobre el tema. Ello pese a que Closs se mostrara decididamente en contra del proyecto de limitación de las subas tarifarias. Tras aquella derrota parlamentaria, que derivó en un veto presidencial, el oficialismo reaccionó de inmediato. El viernes pasado después de que la Cámara Federal confirmara que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado y que su muerte tuvo relación directa con la denuncia que había realizado contra la exmandataria, acusándola de presunto encubrimiento a Irán en el atentado a la AMIA, a través de la firma del Memorándum en 2013. Constituida el pasado 21 de marzo, la Comisión de Asuntos Constitucionales, que preside el catamarqueño Dalmacio Mera, no dictaminó ni debatió hasta ahora el desafuero de Cristina Kirchner. Pasados los 60 días, que indica la Ley de Fueros, para que la comisión se expida, el oficialismo apunta ahora a los 180 días que establece la misma norma para que el pedido pueda llevarse al recinto. Solicitando una sesión “antes del 7 de junio”, Cambiemos contabiliza los 180 días a partir de diciembre pasado, cuando Bonadío giró al Senado la solicitud. Sin embargo, el desafuero tomó estado parlamentario el pasado 27 de febrero.Qué harán Closs y Solari ante el pedido de desafuero Para el ámbito provincial, la atención se centra sobre la actitud que adoptarán los senadores ‘misioneristas’ Maurice Closs y Magdalena Solari Quintana, quienes hasta 2015 fueron los principales aliados de la ex presidenta Cristina Kirchner. El tratamiento del desafuero los podría dejar expuestos, es decir, pegados a la figura de la ex mandataria, un emblema de la corrupción en el Estado y la impunidad de quienes pasaron por la Casa Rosada. Como ocurre con el también senador Carlos Saul Menem. A menos que  Closs y Solari decidan despegarse y colaboren con el quórum, opción que los dejaría cerca de Cambiemos y del PRO, cuya bancada en el senado es presidida por Humberto Schiavoni. Desde luego, los ‘misioneristas’ tratarían de evitar ambas situaciones.