El gobernador Insfrán inauguró la obra educativa 1332 y entregó cosechadoraAl inaugurar tres nuevas obras educativas, entregar una cosechadora e implementos agrícolas y acordar nuevas obras eléctricas en la colonia rural de Mercedes Cué, jurisdicción de Mayor Villafañe, el gobernador Gildo Insfrán recordó el inicio del PAIPPA, subrayando que "es importante recordar desde dónde venimos".En la habilitación de las nuevas infraestructuras donde funcionarán la Escuela Provincial de Educación Primaria 234, el Ciclo Básico Orientado Secundario Rural y el Jardín de Infantes 16, además de la entrega de una moderna cosechadora y varios implementos agrícolas para productores de la zona sur provincial, el primer mandatario evoco el mensaje de aquel 15 de septiembre de 1996 en General Belgrano cuando lanzara el PAIPPA."El venir a entregar una escuela, equipamiento rural y una maquinaria no es un hecho aislado -remarcó-. Por eso es importante que les haga recordar desde dónde venimos. En aquel momento estábamos en una situación más o menos similar en una política nacional a lo que tenemos hoy: el despoblamiento del campo, la concentración de la riqueza, la ampliación del nivel de pobreza, la gente que migraba del campo a los centros urbanos y se conformaban los grandes conos de emergencia que se llaman villas de emergencia".Expuso que "nosotros nos resistíamos a eso. Y a pesar de la situación financiera que tenía la provincia no era de lo mejor, nos propusimos un reto, que fue lanzar el PAIPPA. Porque pensábamos que cuando un productor deja su fábrica que es su tierra deja de producir y se va a la ciudad y se vuelve pueblerino perdió y perdió para toda la vida, porque no va a salir de esa nueva realidad en la que entró"."Y perdemos también como sociedad, ya que después cuando las cosas cambien nos va a faltar quién produzca", agregó el titular del PEP, recordando que "en ese momento hicimos un censo y fueron 10 mil familias paipperas, pero también tenemos que recordar que en ese momento el PAIPPA no estaba en toda la provincia, ya que sólo una parte del territorio era productiva y en la otra no se producía. Lo único que se hacía era algo de ganadería y en la gran parte de la provincia se necesitaban 38 hectáreas para tener una vaca. Entonces, en ese momento, hicimos un estudio y nos encontramos con todas las debilidades que tenía ese productor para que se quede a vivir ahí y que cumpla con eso que dijimos siempre de realizarse en el lugar donde ha nacido".Junto al presidente provisional de la Legislatura, Armando Carera, el jefe comunal lugareño Hugo Onisimchuk y otros pares del interior, ministros del PE, legisladores y muchísimas familias productoras que se adhirieron masivamente el acto, el mandatario evoco en la ocasión el lanzamiento del Paippa en General Belgrano en septiembre de 1996 cuando en circunstancias nacionales parecidas a las actuales había tomado la determinación de crear las condiciones para los productores con pequeñas parcelas no abandonaran sus tierras, mejoraran los rendimientos de sus cultivos, accedieran a la propiedad de sus predios y contaran con los servicios esenciales- como salud, educación, energía eléctrica, agua potable y conectividad- para poder realizarse plenamente y frenar el éxodo hacia las zonas urbanas.Hizo notar que "primero, era la irregularidad en la tenencia de su tierra. Les dijimos que los íbamos a titularizar y a asistir con la salud, que los íbamos a capacitar para que siembre menos pero que produzca más, y no que haga un esfuerzo extraordinario en sembrar más y tener rendimientos bajos. Buscábamos más productividad", añadiendo que "no solamente eso, en el censo encontramos que el ingreso rural que requería para que él viva (estábamos en el 1 a 1) y pueda cubrir sus necesidades básicas era de $714 y ese productor o esa familia solamente alcanza los $514. Les faltaban $200. ¿Qué hicimos entonces? Les entregábamos todos los meses la caja de alimentos para cubrir esa necesidad".Marco el contraste en que mientras en esta pequeña colonia tienen edificios educativos nuevos, en otros sitios están cerrando las escuelas. “La diferencia es la visión política, ya que cuando la misma se mira desde el punto de vista costo-beneficio esto no cierra, por el gasto que consideran a la educación y la salud; mientras para nosotros es una inversión ya que trabajamos para la justicia social”.En ese sentido, el gobernador Insfrán comentó que "hice esta salvedad porque pasó mucho tiempo y hoy quienes más nos van a demandar son los hijos de este modelo, porque ellos ya nacieron con agua potable, caminos pavimentados, energía eléctrica, Internet y otras cosas, entonces ellos no saben de dónde venimos. Por eso es necesario hacerles recordar y, fundamentalmente, esto se tiene que dar con ustedes, que son la polea de transmisión del conocimiento, los docentes y la familia"."Hay que explicarles de dónde venimos, porque ellos creen que todo lo que hoy tienen ya estaba. Y no estaba. Nos costó mucho llegar a esta situación", marcó.