A mediados de marzo se le había dictado una prisión preventiva por 45 días, que vence el 30 de abril, pero debido al feriado puente del lunes, la audiencia se pasó para hoy. La decisión que tome el magistrado será la que mantendrá hasta el juicio, aunque la defensa la podrá apelar en Gualeguay.Desde el 2 de enero, cuando el juez de Garantías Guillermo Biré le dictó los primeros 60 días de prisión preventiva, la defensa de Nahir Galarza inició un camino arduo en tratar de lograr la excarcelación, recurriendo a la Cámara de Gualeguay en tres ocasiones para conseguir lo que en primera instancia se le negaba, pero siempre sin éxito.La última disposición la dictó el juez de Garantías Mario Figueroa el 16 de marzo. En esa audiencia se ordenó que Nahir Galarza permaneciera con la misma medida hasta el 30 de abril, es decir se prorrogó la prisión preventiva por 45 días. El lunes debería realizarse la audiencia para definir la situación en la que llegará la imputada del crimen de Fernando Pastorizzo al juicio que comenzará el próximo 4 de junio, pero debido al fin de semana largo que se aproxima el encuentro entre las partes se realizará hoy por la mañana.Como el Legajo judicial ya fue elevado a juicio y se encuentra dentro de la órbita del Tribunal de Juicios y Apelaciones, debería ser un vocal integrante de la Sala Penal de Gualeguaychú quien presida la audiencia, pero como el Tribunal completo será quien juzgue a la acusada y no puede “contaminarse”, el trabajo recayó en el juez de Garantías, Guillermo Biré, que actuará como vocal subrogante.En la última audiencia realizada en marzo, Nahir Galarza no estuvo presente. Fue trasladada desde la Comisaría del Menor y la Mujer a los Tribunales, pero apenas llegó regresó a su celda por un pedido expreso que realizaron los defensores José Ostolaza y Darío Germanier.En esa audiencia, el fiscal Sergio Rondoni Caffa abrió su alegato posicionándose firmemente en que no estaban dadas las garantías para que la joven fuera excarcelada, porque se está ante un hecho gravísimo y por la imputación que afronta, la única pena posible es la prisión perpetua, y eso conlleva una peligrosidad de fuga. Este será uno de los argumentos que reiterará el Fiscal para conseguir la prórroga.La querella también había referido en esa audiencia que si Nahir Galarza recuperaba la libertad, aunque se le colocara una tobillera electrónica para monitorear su ubicación, existía el peligro de fuga. Figueroa escuchó estos argumentos y consideró que había riesgo procesal porque la acusada vive en una ciudad próxima a un país limítrofe y la actividad policial de su padre podría facilitarle un escape.Hoy se volverán a escuchar los mismos argumentos y la decisión que adopte Biré será la que seguramente se mantenga hasta el inicio del juicio en los primeros días de junio, aunque los abogados defensores tengan como alternativa apelar ante la Cámara de Gualeguay. Respecto a la acusada, se estima que no estaría presente por decisión propia y de sus abogados.