El mandatario correntino fue parte de la reunión de la mesa chica de toma de decisiones junto con Ernesto Sanz, Mario Negri, Gerardo Morales, Alfredo Cornejo y Luis Naidenoff.

Seguir Leyendo
Una comitiva compuesta por Ernesto Sanz –principal promotor del acuerdo que dio lugar a la coalición de gobierno–, los gobernadores de Mendoza, Alfredo Cornejo; de Jujuy, Gerardo Morales y de Corrientes, Gustavo Valdés, junto a los senadores Luis Naidenoff y Ángel Rozas y el diputado Mario Negri, se reunieron ayer en la quinta de Olivos, para discutir con sus socios de Cambiemos los detalles del recambio ministerial y del recorte del déficit que planea el Gobierno para cumplir con las metas del Fondo Monetario Internacional (FMI).Por el lado del Gobierno participaron el jefe de Gabinete Marcos Peña, el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el secretario general de la Presidencia Fernando de Andreis; los ministros de Modernización, Andrés Ibarra, y de Interior, Rogelio Frigerio, los vicejefes de ministros Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, y el viceministro del Interior Sebastián García de Luca.La delegación radical discutió con los funcionarios cuáles son los alcances de la crisis y cuál será la estrategia del Gobierno cuando se presente el proyecto de presupuesto en el que quedará plasmado el plan de ajuste para cumplir con las metas dispuestas por el FMI.
Los radicales le harán saber a sus socios de Cambiemos que, si bien apoyarán los recortes en los gastos, la reducción del déficit también deberá ser por la vía del aumento de los ingresos. Es decir, la UCR apoyará la reimplementación de retenciones a las exportaciones mineras, de energía, de maíz y de trigo, además de dar marcha atrás con el esquema de reducción de retenciones a la soja.Al cierre de esta edición, en tanto, se confirmó que a las 9.45 de hoy el ministro Hacienda y Finanzas de la Nación, Nicolás Dujovne, dará una conferencia de prensa en la que se anunciarán una serie de medidas económicas.Según se especuló en los pasillos de la residencia presidencial, los socios radicales de la alianza gobernante llegaron con una postura definida, la cual se habría mantenido y respetado. Esta situación quedará en evidencia o no, a partir de los anuncios que realice el titular de Hacienda.Las consultas y reuniones entre socios se mantienen con cierta periodicidad pero los últimos acontecimientos socioeconómicos, obligaron a que los mismos se incrementen y que, por ejemplo, el cónclave entre funcionarios del gabinete presidido por Macri y la cúpula radical, se realizara un día domingo, dejando en claro la premura con la que la Nación busca adoptar medidas que frenen la crisis.