Es en relación con el mismo período del año pasado. El gobernador Valdés y su equipo técnico esperan la asunción de Javier Iguacel como ministro de Energía para retomar los temas planteados.

Seguir Leyendo
Si bien la demanda de energía eléctrica bajó en mayo 1,6% interanual a nivel país, en parte porque se registraron temperaturas inferiores a las de igual mes del año pasado, en Corrientes y la región NEA la demanda creció durante el último período. La provincia registró 2% más que igual período de 2017, en el marco de las mediciones que realiza la Fundación para el Desarrollo Energético (Fundelec).Así, en el consumo por provincia, durante mayo, se registraron 8 ascensos en los requerimientos eléctricos en los distritos de Corrientes (2%), Chaco (14%), Formosa (14%), Misiones (4%), Chubut (2%), Santiago del Estero (2%), Santa Fe (1%) y Mendoza (1%).El dato no pasa desapercibido teniendo en cuenta que Corrientes es una provincia que utiliza en mayor parte la energía eléctrica en la cotidianeidad para acondicionar los hogares del millón de habitantes que tiene. Tanto en el periodo estival como en el invernal, los correntinos necesitan acondicionar sus casas con electrodomésticos, a falta de otra fuente de energía como el gas natural.Esta situación es la que hoy ocupa a la gestión del gobernador Gustavo Valdés, quien espera la asunción del nuevo ministro de Energía de la Nación, Javier Iguacel, para llevar los planteos que tiene la provincia y abrir una nueva instancia de diálogo con quien reemplazó a Juan José Aranguren por decisión del presidente Mauricio Macri.En su último contacto con la prensa que cubre la Casa de Gobierno, había adelantado que estaba analizando la posibilidad de ir a la asunción del funcionario, teniendo en cuenta que Iguacel fue el director de Vialidad Nacional, y que concretó varias obras que son importantes en materia vial para la provincia. Además estuvo varias veces en el territorio, dejando claro que el Norte necesita un impulso para achicar las asimetrías con el resto del país.Para Valdés es fundamental que la Nación haga inversiones en materia de infraestructura en la provincia, sobre todo en lo referente a la energía, ya que entiende que siendo productora, no puede ser que la Capital Federal tenga una tarifa más baja que la se paga en Corrientes, que es donde se genera la energía eléctrica.Reclamos por la EBY:Este planteo Valdés ya se lo había hecho al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, cuando cumplía su mandato como diputado nacional por Corrientes. En reiteradas ocasiones puso de relieve esta situación y presentó proyectos de ley, que obviamente, ni siquiera fueron tenidos en cuenta por el entonces régimen kirchnerista.Una vez llegada la gestión de Macri al gobierno, Valdés siguió insistiendo en la cuestión energética, alcanzando a ser escuchado por la nueva gestión de la cual era aliado en el Congreso. Y cuando llegó al cargo de mandatario provincial trazó como eje de gestión la cuestión de industrializar la provincia, proceso que necesitará definitivamente de que la Nación le otorgue ciertos beneficios, que representan una suerte de compensación histórica.En reiteradas ocasiones se quejó respecto de lo que le toca a Corrientes en materia de regalías por tener emplazada en su territorio a la represa hidroeléctrica de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), como también las desigualdades en las que se ha incurrido a lo largo de la historia respecto de Misiones y Encarnación.“Es un sinsentido que la represa le dé a los correntinos solo 1% de lo que produce”, dijo el gobernador al referirse al tema tiempo atrás cuando las negociaciones con Juan José Aranguren habían entrado en stand-by al no alcanzar puntos en común. “Cuando uno tiene un terreno y el lugar es apto para un edificio, te dan el 15% del valor del edificio. Acá tenemos suelos, tierras que son nuestras, con posibilidad de explotación y nos dan el 1%, está fuera de lo normal”, había dicho en declaraciones a Télam.Asimismo, en esa oportunidad, agregó que los “problemas energéticos” de Corrientes “se resuelven con inversión en infraestructura, que las vamos a poder hacer más rápido cuando tengamos mayores recursos” que deben llegar de la EBY.Otro de los temas que también está planteado es la provincialización de la represa, a manera de compensación por los años de discriminación que sufrió el territorio, y por la falta de inversiones por parte de ésta en la zona donde se emplaza la hidroeléctrica. Esto fue celebrado por el Gobierno de Entre Ríos, que había iniciado un proceso similar para que Salto Grande pase a manos entrerrianas.No obstante, los tópicos consignados, como el tema de las regalías y una tarifa con menor costo para las empresas que quieran radicarse en el territorio para asistir al proceso de industrialización, son cuestiones que estarán en la mesa de negociación con Iguacel.La Gerencia Regional de Vialidad Nacional destacó el cambio en Energía La gerenta regional de Vialidad Nacional, Ingrid Jetter, exintendenta de Riachuelo, se refirió a la llegada del ahora extitular de la cartera a la que pertenece Javier Iguacel al Ministerio de Energía, indicando que el cambio beneficiará a la provincia. “Energía se va a trasformar en algo más positivo con Iguacel. Va a cambiar el perfil y por eso estamos muy contentos de que sea él el líder de llevar ese cambio”, dijo una de las referentes del PRO Corrientes.“Vialidad fue uno de los organismos que más se ajustó a sí mismo adquiriendo mayor eficiencia; reducimos el costo de las obras en un 20 por ciento, eliminando la corrupción e incentivando a la competencia”, comentó Jetter.Por otra parte, mencionó: “Escuché que hay disminución en la obra pública, pero en obra vial no hay reducción en cosas planificadas. Hasta ahora mantenemos todas las obras, todo lo que se está haciendo y lo que tenemos planificado sigue”.En este sentido, desde el Plan Belgrano habían garantizado que las obras que estaban proyectadas para Corrientes se mantendrían y no corren ningún riesgo.Por otro lado, Jetter informó que firmó el acta de inicio de la obra a del nuevo puente sobre arroyo Guazú. Con la firma del documento, comenzarán a contabilizarse los días para la finalización del viaducto, cuyo plazo de ejecución es de 10 meses e implicará una inversión de $ 94 millones. “Si no hay ningún evento extraordinario, para el 19 de abril debería estar inaugurada la obra”, dijo.“En menos de un año comenzamos la obra de un puente definitivo. Es un puente de 210 metros, totalmente diferente del anterior: tiene 50 metros más largo, se extienden hacia el lado de Esquina. Es más ancho, tiene 14 metros y medio. Va tener pilotes que van evitar toda posibilidad de erosión y que pase lo que pasó” con el puente que se derrumbo