Gustavo Martínez, presidió esta audiencia pública convocada con la finalidad de escuchar las opiniones de los sectores involucrados y actores interesados en el proyecto de ordenanza que impulsa la modificación de las condiciones de usos del suelo urbano en el casco céntrico y en el área suburbana consolidada I y II.

Seguir Leyendo
Tras la exposición y el debate, se definió que el proyecto vuelva a ser tratado en la Comisión de Obras y Servicios de este Cuerpo Legislativo, para la incorporación de diversas observaciones y aportes realizados por los presentes.El mecanismo de doble lectura está previsto en la Carta Orgánica Municipal de la ciudad y propicia la concreción de una audiencia pública para promover la participación directa de la ciudadanía en la redacción de normas de mayor trascendencia.Martínez detalló que con este tipo de iniciativas se puede empezar a dar respuestas a una demanda de la ciudad que es “establecer pautas que permitan ordenar muchísimos expedientes pendientes de ordenamiento y aprobación, como obras particulares, de edificios, de ampliaciones, que por una actual ordenanza del mapa de uso de suelo de la ciudad que no prevé las alturas de las mismas, están sin aprobar el final de obra”.Fundamentó así la importancia de “poder generar una actualización en el mapa de uso de suelo de la ciudad que permita primero el ordenamiento de centenares de expedientes que van a dar paso al final de obra, y a su vez la escrituración de los inmuebles”.A lo que sumó que “hay muchos sectores de Resistencia que ya cuentan con infraestructura para poder densificar la ciudad y permitir la construcción en altura con todos los marcos de seguridad y de impacto ambiental adecuado y por sobre todas las cosas, con todos los estrictos controles que tiene el Municipio respecto a los proyectos de obra del sector privado y público”.E hizo hincapié en lo fundamental de “determinar que la ciudad necesita densificarse, más aún teniendo en cuenta que en estos tres años, Resistencia ha crecido casi un 20% en su superficie pavimentada en toda su historia, lo que significa que hay muchas más arterias, avenidas y calles con pavimento e infraestructura de cloacas, agua potable, electricidad y transporte público de pasajeros, que son las condiciones mínimas y básicas, para poder densificar la ciudad y permitir la construcción de nuevos edificios, que den respuestas a la demanda habitacional que tiene la ciudad”.Dijo que se trabaja arduamente en esta iniciativa que además va a generar empleo: “Estamos muy contentos y con una gran participación de distintos sectores de profesionales, casas de altos estudios, colegios que hacen a la formación profesional de la industria de la construcción y con cámaras empresarias, para poder establecer un acuerdo que permita actualizar esta ordenanza”.