Usar el celular mientras se maneja no sólo es una acción peligrosa sino que también puede costar muy caro. Así lo confirmó el Director de Tránsito del Municipio de Resistencia, Darío Sardi, quien además recordó que se comenzó a implementar el uso de cámaras en los cascos de los inspectores municipales para documentar este tipo de infracciones.

Seguir Leyendo
En declaraciones a CIUDAD TV, Sardi comentó que actualmente la multa por usar el celular mientras se conduce tiene una pena máxima de 500 litros de nafta súper. Esto equivale, hoy, a casi 18 mil pesos.Sin embargo, es una infracción difícil de probar. Es por eso que a partir de ahora, los inspectores de tránsito utilizarán cámaras en sus cascos con la finalidad de documentar dicha falta.“El crecimiento del mal uso de la tecnología, que lamentablemente se viene repitiendo en diferentes siniestros viales, nos llevó a incorporar este tipo de tecnología para registrar esta infracción que es bastante cara, por cierto. Y que la gente se rehúsa a reconocer”, indicó.“La filmación sirve como prueba, y la jueza de Faltas la toma”, aclaró Sardi. “La gente cuando uno le muestra que está documentada esa infracción, automáticamente desisten de excusarse y de decir que no lo estaban utilizando”, añadió.Sardi explicó que usar el celular mientras se conduce no sólo es peligroso por el uso de las manos, sino que también por la desconcentración que produce en el conductor.“Los sentidos que uno tiene que tener puesto para la conducción y la visión de lo que está al frente y los costados, el conductor los desatiende haciendo uso del celular”, dijo.Por otra parte, comentó que también se están documentando infracciones en los semáforos, mediante cámaras fijas. “La infracción de cruzar con semáforo en rojo es una de las normas que más se violan en Resistencia. Así que también la vamos a utilizar para eso. De hecho ya lo estamos haciendo con cámaras fijas, apostadas en diferentes lugares estratégicos de modo tal de captar al vehículo cuando está cruzando el semáforo en rojo”,señaló.