Procesan por prisión preventiva a Heffner, HipperdingerLa jueza federal N° 1,Zunilda Niremperger, resolvió procesar con prisión preventiva a los principales involucrados en la causa Lavado III.

Seguir Leyendo
Se trata del ex intendente de Villa Río Bermejito, Lorenzo Heffner; el ex secretario de Gobierno, José Hipperdinger; la ex concejala de Villa Río Bermejito y pareja de Hipperdinger, Rosana Giménez; y el hijo de Hipperdinger,Héctor.Además, tanto a Heffner como a Hipperdinger padre e hijo se les trabó un embargo por 200 millones de pesos, mientras que a Giménez se le trabó un embargo por 150 millones de pesos.Por otra parte, se inhibieron bienes tanto de los nombrados anteriormente como de allegados que tendrían patrimonios espurios a su nombre, como a Adriana y Silvia Hipperdinger.También se inhibieron los bienes de diferentes empresas que ya habían sido apuntadas por la Justicia Federal, principalmente cooperativas con las que se cree que se desarrollaba la matriz de corrupción mediante la construcción de viviendas con fondos nacionales. También la firma Jerky (mitad de Giménez y mitad de Hipperdinger) y JOA S.A. (50% de José y 50% de Héctor Hipperdinger). Además, Niremperger solicitó al Registro Nacional de Propiedad Automotor, Registros Provinciales de la Propiedad Inmueble y al Banco Central de la República Argentina embargar todos los bienes de las personas humanas o jurídicas nombradas en la Resolución.En este sentido, la jueza federal ordenó el alojamiento de los Hipperdinger y de Heffner en la Unidad Federal 7 (U7), por lo que solicitó al director de la prisión asigne cupos de alojamiento pertinentes “con carácter de urgente”. También hizo lo propio con el Centro de Detención de Mujeres del Servicio Penitenciario Provincial para alojar allí a Giménez.ACUSACIONES:A Lorenzo Heffner y José Hipperdinger se les acusa de “asociación ilícita en calidad de jefe u organizador, negociaciones incompatibles con la función pública, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración pública, incumplimiento de deberes de funcionario público, malversación de caudales públicos, lavado de activos agravado por habitualidad, ser miembro de una banda y funcionario público”.Por su parte, a Rosana Giménez y a Héctor Hipperdinger se les acusa de “asociación ilícita, negociaciones incompatibles con la función pública, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración pública, incumplimiento de deberes de funcionario público, malversación de caudales públicos, lavado de activos agravado por habitualidad, ser miembro de una banda y funcionario público”.