En Corrientes, Iberá fue el destino más elegido durante el fin de semana largo

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa destacaron que las "ganas de viajar" le ganaron al bolsillo y turistas y excursionistas gastaron $11.690 millones el fin de semana. De Corrientes manifestaron que tuvo excelentes días.


La entidad indicó a través de un informe que entre el viernes 19 y hoy lunes 22 de noviembre se movilizaron 1,4 millones de turistas y 2,5 millones de excursionistas por el país. Es un 24,1% más que en el mismo fin de semana de 2019, antes de la pandemia.


La necesidad de viajar después de mucho tiempo de encierro le ganó a las dificultades económicas y 3,9 millones de personas circularon en el feriado de la Soberanía Nacional.


Sobre Corrientes, expresaron que "el fin de semana fue excelente". Remarcaron que en buena medida se debe a la popularidad que vienen ganando los Esteros del Iberá, donde el hospedaje estuvo a tope.


Expresaron que la provincia ofrece además una excelente combinación de turismo rural, deportivo, y playas, que se mezclan con espectáculos artísticos y fiestas populares, muy buscadas por turistas y excursionistas. Otros destinos concurridos fueron Curuzú Cuatiá, al Centro-Sur del distrito y la ciudad de Corrientes, donde se realizó una nueva edición de la feria de vinos y cocina local, Paraná Malbec, donde se hicieron presente más de 40 bodegas del país.


Con un clima caluroso y soleado, el feriado por la Soberanía Nacional movilizó a 3.892.000 turistas y excursionistas por la Argentina, 24,1% más que el mismo fin de semana de 2019, cuando nadie hablaba del Covid.


Se gastaron en forma directa $11.690 millones en las ciudades que forman parte del circuito turístico nacional, dejando un balance muy bueno y perspectivas alentadoras para la temporada de verano.


En este último fin de semana largo del año ayudó, y mucho, el programa Pre-Viaje, con el cual desde el Gobierno estiman que viajaron 300 mil argentinos. La Patagonia lo sintió a pleno, porque le permitió recuperar algo del espacio que dejó la menor presencia de los visitantes internacionales.


En el caso de los turistas, viajaron 1.390.000 personas, 26,4% más que en el mismo fin de semana largo de 2019. Con un gasto diario de $2.500 cada uno y una estadía media de 2,5 días, desembolsaron $8.687,5 millones, esto es un 142,6% más que en 2019. Incluso quitando el efecto inflación, el gasto resultó 17% superior. El aumento importante se debe no solo a que viajó más gente, sino a que la estadía este año fue levemente mayor.


Completaron el fin de semana 2.502.000 excursionistas, que se desplazaron de una ciudad a otra a pasar el día. Con un gasto promedio de $1.200 per cápita, se estima que desembolsaron $3.000 millones, 29,8% más que en 2019, en la medición a precios constantes.


Al gasto directo hay que agregarle el efecto multiplicador que se genera, en algunos casos automáticamente y en otros, con algún rezago.