El nuevo vice ministro de Seguridad de la provincia asumió este medio día en un acto que se realizó en el Salón Blanco de la Casa Gris, y que presidió el propio gobernador Antonio Bonfatti. El ex gendarme Gerardo Chaumont no hizo discursos ni declaraciones a la prensa. Pidió unos días para interiorizarse sobre la situación local, y convocar después a los periodistas. El único orador del acto, que inicialmente se iba a hacer en el Ministerio de Seguridad, fue Bonfatti. Y lo primero que hizo fue reparar en esa cuestión física que podía ser secundaria, pero que él transformó en simbólica. 

 

 

“Habitualmente, cuando hay reemplazos o recambios de funcionarios que no son ministros, se hacen (los actos) en los ministerios correspondientes. El hecho de hacerlo aquí (en la Casa Gris) tiene que ver con la entidad que le damos; con la trascendencia que le damos al tema de la violencia”, señaló el gobernador. Y podría añadirse que el cambio de lugar físico tiene que ver también con la expectativa depositada en este nuevo funcionario para aplacar la situación dramática que llevó a la ciudad de Santa Fe en particular a tener nueve crímenes en algo más de un fin de semana. Recuperar la conducción política sobre las fuerzas policiales y mejorar su rendimiento operativo también están entre las metas.

 

Bonfatti aludió a esa violencia, y dijo que hay tres pilares para afrontarla: la cuestión social, la Justicia, y los recambios en la institución policial. La plana mayor de la policía santafesina ocupó este mediodía las primeras filas del auditorio, que se completaba con los ministros del gabinete, el intendente José Corral, legisladores y otros funcionarios.

 

Cerebro y territorio

 

Chaumont reemplazará a Matías Drivet, un funcionario político que seguirá siendo parte del gobierno, aunque no del Ministerio de Seguridad. Drivet estuvo también en el acto; cuando ingresó al Salón Blanco saludó con un abrazo al Jefe de la Policía, Omar Odriozolla, y después se llevó el agradecimiento público de Bonfatti.

 

Chaumont ocupó el estrado junto al gobernador; el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, y el de Gobierno, Rubén Galassi. Cuando la breve ceremonia terminó, bajó del estrado y le dio la mano a cada uno de los funcionarios policiales que ocupaban las primeras filas. 

 

En su discurso, Bonfatti había hablado de la violencia convertida “en epidemia generalizada”; consideró que desde su gestión “se dieron avances significativos” en cuanto a la reforma de la institución policial, y aseguró que tienen “firmeza” para combatir el delito.

 

“Nosotros no miramos para otro lado -sentenció-; nosotros lo asumimos con mucha fuerza y valentía, con el sueño de todos los días que se nos va en esto, porque entendemos que empaña muchas de las cosas que se están haciendo desde el gobierno y, lamentablemente, la noticia termina siendo siempre la misma”, planteó. Bonfatti aseguró que “hay que poner mucho cerebro en esto”, y con ello elogió a Drivet por su “compromiso, a pesar de su juventud”, para estudiar estos problemas. “Pero llega un momento en que no se puede tocar la campana y dar misa; hay por delante cambios estructurales que se requieren por parte del Ministerio que demandan sentarse en un escritorio, ponerse a pensar para seguir adelante. Y por el otro lado, hay que estar en el territorio. Ésta fue la decisión que tomamos hace ya más de un mes, cuando contactamos al funcionario entrante”, relató Bonfatti para fundamentar el recambio.

 

“Esperamos que Chaumont pueda aportar desde su experiencia nacional y en el mundo un avance a todo lo que venimos haciendo. No podemos poner el techo si no están los cimientos; si no hubiésemos podido hacer todo lo que hicimos hasta ahora, de nada serviría dar el paso que estamos dando hoy”, expresó.

 

Esas noticias

 

Bonfatti le agradeció a Chaumont haber aceptado el cargo. “Sabemos que es un hombre que está comprometido con la Nación, con sus valores, con sus principios, y esto no es un hecho menor. Le deseo éxito, no suerte, porque el éxito está en su trabajo, en su fuerza y en su vocación”, sostuvo. 

 

Y terminó con un mensaje para el público. “No vamos a claudicar. Mucho más allá de los menajes de todos los días, de las noticias que nos quieren hacer aparecer a los santafesinos como si fuera el único lugar en el país donde hay violencia; les digo que esta provincia está de pie y que tiene decisión. Esta provincia sabe hacia dónde camina y está teniendo resultados, más allá de algunos indicadores que indudablemente siguen siendo negativos. También hay muchos (indicadores) positivos que hay que valorar, y que han merecido la consideración de expertos que nos han visitado de tantas partes del mundo”, concluyó.