Si hubiera interesados, que se apoye para que el traspaso pueda producirse. Lo que no podemos es quedarnos sin 4.000 puestos de trabajo", dijo Miguel Lifschitz.

 

Seguir Leyendo
El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, pidió este martes al Gobierno nacional que no deje en soledad a la cooperativa lactea SanCor hasta que pueda salir de su fuerte crisis financiera, para que no se pierdan los 4.000 empleos directos. 

"Necesitamos que se sostenga a esta cooperativa y se la acompañe en un proceso de transformación. Si hubiera interesados, que se apoye para que el traspaso pueda producirse. Lo que no podemos es quedarnos sin 4.000 puestos de trabajo", dijo el mandatario. 

El mandatario santafesino habló del fuerte "impacto social" que tiene en Santa Fe la cooperativa integrada por unos 1.400 productores lecheros que elabora productos de base láctea en tres provincias, donde emplea a unos 4.700 operarios en relación de dependencia. 

SanCor cuenta con 16 plantas industriales ubicadas en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires y unos trece centros de distribución mayorista y oficinas comerciales en todo el país, lo que la posiciona en un rol de liderazgo junto a la empresa La Serenísima. 

Lifschitz dijo en declaraciones a radio Rivadavia que por un lado toda la industria láctea está con problemas de precios y de ventas por la baja del consumo en el mercado interno, en un contexto en el que SanCor tiene un lastre de deuda y le falta incorporación de tecnología. 

Desde el punto de vista del impacto social de la cooperativa, el gobernador dijo que la misma le da vida a más de 70 pequeños pueblos de las provincias de Santa Fe y Córdoba y emplea a más de 4.000 personas de forma directa. 

"SanCor consume la leche de más de 600 tambos de la región, a los que siempre le ha pagado un poquito más que al resto" de los grandes proveedores de lo que se denomina leche cruda para su industrialización, explicó el mandatario santafesino. 

El Gobierno y la empresa cooperativa SanCor siguen buscando una salida a la crisis financiera en la que cayó la firma, pero aún no hay grupos empresariales que hayan realizado propuestas concretas. 

Así lo aclaró al lunes el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, al expresar que no hay ofertas "por ahora" de grupos privados para adquirir acciones de SanCor. 

El funcionario indicó que el Gobierno pretende un plan de estructuración para la cooperativa que sea "creíble", con la idea de que la firma siga operando y pueda recuperarse en el mediano plazo para que las fuentes de empleos continúen.