El presidente recreó con ejemplos su discurso en favor de la convivencia política. Y dijo que los acuerdos permiten construir obras, entre los tres niveles del Estado.

 

Seguir Leyendo
¿Piedra papel o tijera? El presidente Mauricio Macri compartió el estrado con el gobernador Miguel Lifschitz y el intendente José Corral. Un saludo de tres junto a los beneficiarios de un plan de viviendas. Foto: Mauricio Garín 

“¡A seguir trabajando!”. Con esa expresión el presidente Mauricio Macri cerró su discurso esta mañana en el norte de la ciudad, muy cerca de la Costanera santafesina, pero también de una realidad social dura.

El jefe del Estado pasó por la ciudad y dejó un discurso breve, ningún contacto con la prensa y un cúmulo de signos políticos a leer, todos vinculados con el deseo de Cambiemos de mostrar las ventajas del pluralismo y la concordia entre los dirigentes de distintos partidos políticos (en lugar de la promoción de la brecha desde el poder).

Hasta el nombre del barrio donde se inauguró un puñado de viviendas de un plan más ambicioso (ver aparte) colaboró con el carácter que se buscó darle al acto: Nueva Esperanza. El municipio gestionó la obtención de los terrenos, la provincia llevó los servicios públicos y el gobierno nacional construye las viviendas.

El discurso de Macri contó con una definición inicial, que recorrió todas sus expresiones: “Esto es para mí la política, es construir juntos, sin importar a qué partido pertenece cada uno”.

“Supimos trabajar juntos y un año después las obras están, se hicieron”, dijo. Y de inmediato comparó: “Las obras del Estado tienen que ser motivo de alegría, de felicidad, de futuro; nunca más, sinónimo de corrupción, nunca más sinónimo de frustración”.

Dijo que habrá apoyo nacional para superar las secuelas de la inundación (las viviendas inauguradas son para familias que sufrieron ese flagelo) y enumeró: “Se ha completado la repavimentación de la Ruta Nacional 178 para unir las provincias de Buenos Aires y de Santa Fe, vamos a mejorar las canalizaciones y a atender la problemática del Carcarañá”, con el canal San Antonio y a terminar “el Canal Espora” en los barrios Sarmiento y San Martín de nuestra ciudad.

 

Mensaje

 

Macri agradeció a Sandra y Juan Carlos, quienes lo recibieron en su flamante casa y siempre se dirigió a la gente (unas 350 ó 400 personas) que lo aplaudió y que sobre todo lo fotografió todo lo que pudo. Tras mencionar al gobernador y al intendente recordó que a los ciudadanos “no les importa de qué partido son” quienes resolvieron su problemas.

Bajó de un helicóptero que lo había trasladado desde Sauce Viejo -junto al gobernador Miguel Lifschitz y el intendente José Corral- además de los funcionarios de áreas vinculadas a la problemática de la vivienda y desarrollo social.

En un tramo subrayó que “Santa Fe es una de las líderes y tiene la responsabilidad de seguir empujando el crecimiento del país”, acaso estaba calculado que la expresión tanto hable de la provincia como de la ciudad.