Después de fuertes cortocircuitos entre el macrismo y el socialismo, referentes del Gobierno nacional firmaron con el gobernador Miguel Lifschitz un convenio de "Colaboración para la Seguridad de Santa Fe". Fue en la Casa Rosada, luego de una reunión en la que el mandatario fue recibido por Mauricio Macri.

 

“Después de muchos años en los que no hubo cooperación para frenar el narcotráfico y el delito, vamos a formar un Comité para trabajar en conjunto”, anuncio Rogelio Frigerio, ministro del Interior, durante una conferencia de prensa en la que prometió “mayor presencia del Estado en la lucha contra la inseguirdad”. Santa Fe y en particular Rosario registran índices de homicidios de los más altos del país y en las últimas semanas hubo fuertes protestas en la provincia.

Lifschitz indicó que habrá dos comités, uno de Planificación y otro Operativo, copresididos por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y el propio gobernador. “Es un avance importante”, dijo Lifschitz.

La primera reunión será el viernes en Rosario, y de allí surgirán mayores precisiones como la cantidad de agentes. “Más que el número es importante la coordinación de las fuerzas”, remarcó el gobernador en referencia a la Policía Federal, Gendarmería, Prefectura, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Provincial. “No es el rédito de un color político sino una política de Estado”, aseguró Bullrich.

La relación entre el macrismo y el socialismo había crecido en tensión. El Presidente había calificado a Lifschitz como “el gobernador con menos vocación para coordinar y trabajar en equipo”. La respuesta también fue fuerte: “Le molesta la existencia del Frente Progresista”, retrucó Lifschitz.