La Asociación Trabajadores del Estado (ATE), las Centrales de los Trabajadores Argentinos (CTA) de Hugo Yasky y la Autónoma (CTAA) de Pablo Micheli; sindicatos adheridos a estos sectores y entidades sociales comenzaron este miércoles 24 de febrero el paro y jornada nacional de protesta, que incluirá cortes de calles y rutas y una marcha a Plaza de Mayo, en reclamo de diversas demandas.

 

 

Las CTA nacionales y provinciales paralizarán las tareas y acompañan a los estatales en rechazo de "los despidos producidos en los sectores público y privado", por "las inmediatas reincorporaciones" y en demanda de "la eliminación del impuesto a las Ganancias sobre los salarios", entre otras reivindicaciones.

 

Todos esos sectores también rechazan el "Protocolo de Seguridad" ante "las protestas sociales" porque implica "criminalizar la protesta".

 

"No vamos a hacer cortes"

 

Desde ATE aseguraron que en el marco del paro de este miércoles "no" van a "hacer cortes" de tránsito, sino que concretará "movilizaciones", aunque anticipó que recurrirá a la Justicia para que declare "inconstitucional" el protocolo antipiquetes.

 

"Nosotros no vamos a hacer cortes en el día de hoy", enfatizó el secretario general del gremio, Hugo Godoy, quien confirmó que la huelga estará acompañada por "movilizaciones a lo largo y a lo ancho del país en todas las capitales provinciales". Sin embargo, el líder sindical sostuvo que "el protocolo antipiquetes es un instrumento anticonstitucional". 

 

En Santa Fe

 

La delegación Santa Fe de ATE convocó a sus afiliados a concentrarse desde las 10 en la sede de la CTA, ubicada en calle Junín al 2420. Luego se movilizarán hasta el edificio del Ministerio de Trabajo de la Nación, sito en San Martín al 2500.

 

También se suman otros sindicatos, como el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus), y organizaciones sociales como la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Movimiento Territorial Liberación (MTL), entre otros.