El rosarino del Frente Progresista Cívico y Social es el nuevo gobernador electo de Santa Fe. El recuento definitivo reveló una ventaja sobre el cómico Miguel Del Sel (Unión PRO) de apenas 1.776 votos.

 

 

El Tribunal Electoral de la provincia informará el resultado en forma oficial en las próximas horas, luego de cumplimentar algunos pasos previstos por la ley.

 

Desde Unión PRO no reconocieron la derrota y, en ese sentido, la diputada provincial Alejandra Vucasovich declaró que restan "muchas impugnaciones a contestar".

 

"Nuestro escrutinio provisorio nos da que estamos ganando por poquito. Si no reconocen estos números vamos a ir a la Justicia", añadió.

 

En tanto, el camarista Daniel Acosta, vocal del Tribunal Electoral, señaló que se trabajó "con normalidad, con un criterio de apertura de urnas muy amplio" y que se trató de un escrutinio "con aval jurídico", por lo que "si alguien no quiere reconocer una derrota será una cuestión política".

 

La nueva victoria del Frente Progresista supone además un duro golpe a las aspiraciones presidenciales de Mauricio Macri, quien esperaba robustecer sus posibilidades con un triunfo en el cuarto distrito electoral del país, con el 9 por ciento del padrón.

 

De hecho, los operadores del PRO dejaban trascender encuestas antes del 14 de junio que auguraban un cómodo triunfo de Del Sel, quien en las PASO había obtenido más votos que la sumatoria de Lifschitz y su rival interno, el radical Mario Barletta.

 

Y en cuanto a la coalición vencedora, de los resultados de hoy surge como dato insoslayable que no logra detener la merma de adhesiones que viene experimentando desde que gobierna la provincia en 2007.

 

En esas elecciones, el actual diputado Hermes Binner accedió a la gobernación con el 48,66 por ciento de los votos, superando al justicialista Rafael Bielsa por casi 10 puntos (38,79 por ciento).

 

La nueva victoria del Frente Progresista supone un duro golpe a las aspiraciones presidenciales de Macri, quien esperaba robustecer sus posibilidades con un triunfo en el cuarto distrito electoral del país

 

Cuatro años más tarde, el Frente Progresista colocó en el sillón del Brigadier López a Antonio Bonfatti, quien obtuvo el 38,7 por ciento, es decir diez puntos porcentuales menos que su antecesor.

 

Ahora, el gobernador Lifschitz se convirtió en el tercer gobernador socialista consecutivo, pero dejando en el camino alrededor de 8 puntos respecto del mandatario que le entregará el mando en diciembre.

 

El tercer dato saliente de los comicios santafesinos fue el reposicionamiento del justicialismo, que luego de varios años de desencuentros y pérdida de dirigentes y votos consiguió volver a ser una opción competitiva con la propuesta que encabezó el diputado Omar Perotti.

 

La ida de Reutemann al PRO no sólo no fortaleció al cómico Del Sel, quien perdió caudal electoral respecto al 35,27 por ciento que obtuvo cuando lo derrotó Bonfatti hace cuatro años, sino que sin su aporte el peronismo pasó del 22,4 por ciento obtenido por Agustín Rossi en 2011 a los casi 30 puntos de hoy.

 

Las elecciones provinciales definieron además la nueva conformación de la Legislatura, donde el Frente Progresista obtuvo la mayoría en la Cámara de Diputados, al lograr 28 de las 50 bancas con el triunfo de la lista que encabezó el gobernador Bonfatti.

 

Los 50 lugares se completan con 10 bancas para el justicialismo, igual cantidad para Unión PRO, y las restantes dos para el Frente Social y Popular.

 

En tanto, en el Senado el oficialismo se alzó con 8 escaños, la misma cantidad que el Frente Justicialista para la Victoria, a lo que hay que sumarle 3 del Partido Unión Celeste y Blanco, a través del cual renovaron sus bancas tres senadores del actual bloque justicialista.

 

En cuanto a las principales intendencias, el Frente Progresista Cívico y Social y el Frente Justicialista se adjudicaron cinco cada una.

 

La coalición gobernante retuvo las dos más importantes: Rosario, con Mónica Fein, y Santa Fe, con José Corral, y gobernará también en Villa Gobernador Gálvez (ganó Alberto Ricci), Santo Tomé (la intendente electa es Daniela Questa) y San Lorenzo (con el triunfo de Leonardo Raimundo).

 

 

Por el lado del justicialismo se destaca la ratificación de su hegemonía en la ciudad de Rafaela (fue reelecto Luis Castellano) y la recuperación de Reconquista, con Enrique Vallejos.

 

A su vez, el presidente del PJ provincial, José Luis Freyre, obtuvo un nuevo mandato al frente del municipio de Venado Tuerto, al que se suman Esperanza, donde ganó la actual intendenta Ana Meiners, y Villa Constitución, donde triunfó Jorge Berti.