El socialista Miguel Lifschitz comenzó a probarse el traje de gobernador. Todo parece indicar que esta semana será confirmado por el resultado -no con iguales cifras del provisorio- del escrutinio definitivo, donde superó al macrista Miguel Del Sel y al kirchnerista Omar Perotti.

 

 

El ex candidato a gobernador por el PJ reconoció el sábado, y públicamente, que perdió la elección, la más ajustada en números desde el retorno de la democracia. La experiencia indica que antes de iniciarse el escrutinio final, cada sector sabía cómo le había ido el domingo.

 

De ese modo, Lifschitz, primero intendente de Rosario y luego senador por ese departamento, sucedería a Antonio Bonfatti y se convertiría en el tercer socialista que ocupe el sillón del brigadier Estanislao López, desde 2003, cuando el Frente Progresista Cívico y Social, conformado por 8 partidos (radicales, demoprogresistas y otros sectores de la centroizquierda), terminó con 24 años de administración peronista.

 

El escrutinio final continuará hoy a partir de las 8, en la sede del Tribunal Electoral de Santa Fe, con sede en esta capital. Según se sabe oficialmente quedan unas 2000 mesas (de las 7600 habilitadas) para finalizar el recuento de votos y 800 de ellas pertenecen al departamento Rosario.

 

Después se completará la tarea con los restantes departamentos de la provincia de Santa Fe, donde existe una menor incidencia en el resultado final. El martes a la noche se espera la difusión oficial del resultado definitivo.

 

Para poder terminar el escrutinio, el Tribunal y luego la justicia ordinaria, rechazaron, cada uno por su lado, los recursos presentados por los apoderados de Unión Pro, que llevó como candidato a Miguel Del Sel, intentando que se abrieran todas las urnas y se realizara un conteo voto por voto.

 

Este reclamo del macrismo santafecino fue rechazado de plano y sólo se abrieron aquellas urnas cuestionadas por los fiscales y apoderados, donde no coincidían datos de las planillas con los telegramas.

 

Hasta ahora se sabe que el dirigente de Santa Fe que seguirá en carrera es Omar Perotti. El rafaelino se ganó el respeto del kirchnerismo después que concretara una muy buena elección. En las elecciones generales consiguió sumar 167.000 votos a los 532.156 que obtuvo en las primarias. De esta manera, será candidato a senador nacional y deberá enfrentar a Carlos Reutemann (Pro) y Hermes Binner (Frente Progresista) en las próximas elecciones. Algunos especulan que si Daniel Scioli es electo presidente, Perotti tendría un lugar en el gabinete nacional por su buena relación con el gobernador bonaerense.

 

La gran incógnita es hoy Del Sel. El ex Midachi quedó golpeado, como todo el Pro por este resultado electoral, máxime teniendo en cuenta que en las PASO superó en votos a los dos precandidatos juntos del Frente Progresista. El humorista había declarado que "si pierdo me voy a mi casa" y se aleja de la política. Después morigeró la afirmación, pero los más íntimos señalan que habrá un largo paréntesis antes de resolver dónde y cómo se mantiene vinculado con la política.