Carlos Reutemann expresó ayer su malestar con el PRO por las contradictorias menciones a la posibilidad de que sea candidato a vicepresidente de Mauricio Macri, alimentadas por el propio jefe de Gobierno porteño.    

  

 

Carlos Reutemann expresó ayer su malestar con el PRO por las contradictorias menciones a la posibilidad de que sea candidato a vicepresidente de Mauricio Macri, alimentadas por el propio jefe de Gobierno porteño. "Que lo suban y lo bajen a uno de la vicepresidencia es un manoseo que no es agradable", se quejó ayer. El senador nacional sí confirmó, en cambio, que el operador político del partido amarillo Emilio Monzó hace meses le ofreció ser postulante a renovar su banca en la Cámara alta, compartiendo la boleta sábana en Santa Fe con la presidencial de Macri. 

 

El ex gobernador aseguró que "es un manoseo" que "lo suban y lo bajen" de la vicepresidencia a diario y resaltó que el precandidato presidencial del PRO, Mauricio Macri, "nunca" le propuso ser su compañero de fórmula. "Nunca se habló de este tema, nunca pedí nada. Uno aparece en el diario que lo suben y lo bajan todo el día. Desde mi punto de vista, tampoco es muy agradable, uno entra en un manoseo que no es agradable", se quejó el ex piloto de Fórmula 1 en declaraciones a radio Mitre. 

 

Reutemann señaló que "el único ofrecimiento" que recibió del macrismo fue para que integre la lista de precandidatos a senadores nacionales del PRO en Santa Fe, y que el encargado de llevar adelante la negociación fue el ministro de Gobierno porteño, Emilio Monzó, quien funge de operador político del macrismo para el armado electoral. Las chances de que el actual senador pudiera integrar el binomio del PRO parecieron esfumarse luego de la victoria del oficialismo en las primarias de la ciudad de Buenos Aires, cuando Macri indicó que el postulante a la vicepresidencia iba a ser un hombre de su espacio. "Vamos con fórmula propia. No es un tapado, ni una bomba, ni ninguna cosa espectacular", había asegurado el mandatario porteño. 

 

Sin embargo, días después el propio líder del PRO reflotó esa posibilidad, al afirmar que "tenerlo a Reutemann como vicepresidente sería un lujo". En esta línea, el ex gobernador remarcó: "He visto en los últimos días que aparecieron voces muy cercanas al PRO, que prefieren una persona cercana, que venga del principio, cosa que me pareció razonable. Es razonable que el vice sea un PRO de pura sangre, de puro pedigree". "El único ofrecimiento que tuve fue de boca de Monzó en octubre para representar a Santa Fe como senador, acompañando a Mauricio en la boleta de presidente. 

 

Eso es lo concreto, el resto aparece mucho operación mediática, uno dice una cosa y otro dice otra", añadió. Con respecto a las elecciones primarias realizadas en Santa Fe, Reutemann calificó como "muy desprolijo" el escrutinio definitivo, y resaltó la diferencia en favor de Miguel del Sel, aunque advirtió que "el resultado es muy abierto". "Hay una estimación, más o menos, de 400 mil votos dando vueltas desde las primarias a la general. Y en general, en Santa Fe hay muchos cruces de voto", explicó. Por último, afirmó que el candidato del PRO en esa provincia "tiene vuelo propio" y "mucho arraigo en la gente", aunque advirtió que gobernar Santa Fe "exige muchísimas responsabilidades" y que imagina que Del Sel "lo tendrá absolutamente claro".