El ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, confirmó ayer que el próximo miércoles 1º de abril, a las 16.07, partirá desde Retiro el primer tren cero kilómetro con destino a Rosario, y que los pasajes costarán desde 175 pesos. También dijo que el viaje está previsto que se realice en 6 horas y media. 

 

 

Los preparativos y la puesta a punto de la parada de la zona sur de la ciudad y de los servicios conexos exponen aún cierta necesidad de ajustes para que finalmente el tren Rosario-Buenos Aires se convierta en una realidad. Nación, provincia y municipio apuran el paso para que, aunque falten terminar algunas obras, el tren este en marcha regularmente desde la próxima semana. 

 

El vecindario de la Estación Rosario Sur se mostraba ayer ansioso más aún cuando muchos de los habitantes de la zona de San Martín y Batlle y Ordóñez denunciaron abandono durante años. Sin embargo, en los últimos meses no para de evidenciarse un incesante movimiento de camiones y obreros que trabajan en el Apeadero y sus alrededores. 

 

También crece el número de personas que buscan conocer desde cuándo y dónde se pueden comprar los boletos. Desde el ministerio señalaron que los pasajes se podrán adquirir a partir del lunes en persona en la estación del distrito sur, en Rosario Norte o vía internet en www.trenesargentinos.gob.ar. "El servicio saldrá diariamente a las 16.07 desde Retiro hacia Rosario y retornará a la 0.30 desde Rosario hacia Capital. Los pasajes costarán 175 pesos en primera clase y 225 en pullman", agregó el ministro. 

 

"El primer servicio arribará a las 22.35 a la nueva estación Apeadero Sur en la ciudad de Rosario; en tanto, la llegada a Buenos Aires está prevista para las 6.58", detalló. En este sentido, el secretario de Transporte, Alejandro Ramos, explicó que "está pensado con la lógica de que la gente aproveche el viaje para llegar a primera hora de la mañana a Buenos Aires", antes de agregar que son "plazos y servicios provisorios". 

 

La idea es que en octubre, una vez finalizadas las obras, el convoy alcance el tiempo prometido de 3 horas y media. Así se había indicado desde un primer momento. Randazzo señaló que "al mismo tiempo que comenzará a circular el tren, se seguirá avanzando en la renovación total de 517 kilómetros de vías. La reforma de la infraestructura ferroviaria es fundamental para prestar un servicio de calidad acorde a las necesidades de los pasajeros", completó el ministro. También explicó: "Ya terminamos toda la vía descendente, que es por la que circulará el tren, pero, en al mismo tiempo, estamos trabajando en toda la vía ascendente en más de 25 frentes simultáneos. 

 

Al atravesar la zona de tareas, el tren debe circular extremando precauciones a baja velocidad; pero los tiempos de viaje irán mejorando en función de que se vayan finalizando los tramos de cambio de vía", detalló el responsable del Interior y Transporte. Por su parte, Ramos, también precandidato a vicegobernador de Santa Fe, contó que "hay que acostumbrar a todos los pueblos que atraviesa este tren para que sus habitantes lo utilicen" y destacó el beneficio que tendrán también los puertos del Gran Rosario. 

 

Finalmente, añadió: "Nosotros queremos que también esto sirva para ir trabajando con los intendentes y presidentes comunales en la educación vial, que es una cuestión fundamental". El colectivo diferencial vale $7,50 La subsecretaria de Movilidad y Seguridad Vial, Mónica Alvarado, confirmó ayer que el colectivo diferencial que llegará a la estación Rosario Sur comenzará a funcionar el miércoles con el arribo del tren, previsto para las 22.35. El valor del pasaje será de 7,50 pesos y se podrá cancelar con la tarjeta sin contacto. 

 

La funcionaria señaló que debido a la expectativa generada por este ferrocarril, se analiza poner algunos servicios adicionales para las personas que quieran ir a ver la llegada. En su recorrido, esta línea diferencial conectará a la estación Rosario Sur con avenida San Martín, Pellegrini, Corrientes, la plaza Sarmiento y el microcentro de la ciudad, además de la estación de trenes Rosario Norte y, por último, con la estación de ómnibus Mariano Moreno. 

 

Desde el Apeadero Sur, el micro saldrá a las 22.50, llegará a las 23.12 a la plaza Sarmiento, a las 23.24 a Rosario Norte, y concluirá su recorrido en la terminal de colectivos a las 23.35. Para los pasajeros que quieran usar el transporte urbano a la estación Rosario Sur, está previsto que salga a las 23.25 desde la terminal, que a las 23.36 pase por Rosario Norte, a las 23.48 por la plaza Sarmiento, y llegue a la 0.10 al Apeadero, 20 minutos antes de su partida. Sin bien habrá espacio para que estacionen los autos particulares en unas dársenas paralelas a la estación Rosario Sur, se estima que el grueso de los pasajeros usará taxis y colectivos urbanos para llegar e irse del viejo Apeadero. En ese marco, Alvarado confirmó que cinco líneas arribarán al entorno de la terminal: la 103 roja, 136, 137, 140 roja y 143 negra. "Será un servicio con un estándar superior de calidad respecto a la flota actual, con mayor confort en las unidades, con paradas más distanciadas y con mejores tiempos de viajes", precisó.