El bono extra de fin de año, que el gobierno santafecino abonará a los 120.000 empleados activos y a 75.000 pasivos (53.000 jubilados y 22.000 pensionados), será de 1.700 pesos y se pagará en dos cuotas, confirmaron voceros del gobierno que encabeza el socialista Antonio Bonfatti.

 

 

La primera cuota -de 700 pesos- será abonada durante noviembre y el resto durante el mes de diciembre, aunque aún no está definida la fecha de pago. Se presume que será entre Navidad y fin de año.

 

Los jubilados y pensionados percibirán el 50% en un solo pago en diciembre.

 

Se trata de suma fija no remunerativa y por única vez, que comprende a los trabajadores activos de la administración central, organismos descentralizados, profesionales de la salud, docentes y reemplazantes e interinos, asistentes escolares, policías y agentes del Servicio Penintenciario.

 

Asimismo, el Estado santafesino financiará el mismo bono para docentes y asistentes escolares que se desempeñan en establecimientos privados de la provincia bajo régimen de subsidios.

 

De esta manera, Santa Fe, Córdoba y San Luis son las únicas tres provincias que abonarán un extra a sus trabajadores estatales, en un claro reconocimiento al nivel de inflación registrado durante el año, por sobre la estimación oficial.

 

Con este bono, el gobierno socialista santafecino cerró toda posibilidad de reabrir la paritaria estatal para discutir salarios, como lo habían solicitado, entre otros, los docentes provinciales.

 

"Este bono representa un gran esfuerzo para la provincia -afirmó Bonfatti-, pero desde el Estado queremos dar una clara señal de presencia en un momento tan especial como es el fin de año, con el deseo de que todos podamos celebrar las fiestas en paz".

 

"Más allá de que es un momento complicado para la economía, tomamos esta decisión de manera responsable y definimos junto con los gremios cómo cumplir con este y otros compromisos que tenemos. Entre noviembre y diciembre -recordó el gobernador- no sólo vamos a pagar sueldos y el medio aguinaldo antes de la Navidad, sino que ya este mes cumpliremos con la primera de las tres cuotas asignadas a los policías y agentes del Servicio Penintenciario para la compra de uniformes".

 

"Ahora sumamos este bono para los trabajadores activos y también tuvimos en cuenta a los jubilados y pensionados. Es una respuesta más que damos para llevar tranquilidad en este último tramo del año", concluyó Bonfatti.