El sindicato de Obreros de Estaciones de Servicio de la provincia de Santa Fe confirmó la adhesión a la medida de fuerza que tendrá lugar el jueves 28. La metodología de paro será sin concurrencia de los trabajadores pero se habilitará una guardia mínima en el caso de que los vehículos oficiales.

 

       

Desde el sector confirmaron que alrededor de 850 trabajadores se adherirán al paro que convocó el líder de la CGT Hugo Moyano. A nivel provincial el gremio concentra a un total de 4500 trabajadores,solo en la capital de la provincia cuenta con 850 personas distribuidos en 65 estaciones de servicio. La medida se extenderá desde la cero hora del jueves hasta las 24. La metodología de paro será sin concurrencia de los trabajadores pero se habilitará una guardia mínima en el caso de que los vehículos oficiales (ambulancias, patrulleros, camiones de bomberos) deban ser abastecidos con combustible.Los particulares no recibirán servicio. 

 

"Estamos acatando la medida en rechazo al impuesto a las ganancias, así como también en respaldo a la estabilidad laboral de nuestros compañeros", detalló a Diario UNO Marcelo Gerez, secretario adjunto de la seccional Santa Fe. Desde el gremio que representa a los trabajadores confirmaron que se encuentran avocados a informar a los propietarios y trabajadores del rubro. "Creo que la parte empresaria está al tanto y va a cooperar. Creemos que va a haber un acatamiento total en Santa Fe a la medida impulsada por la CGT",señaló Gerez. 

 

El representante local de los trabajadores agregó que desde el gremio se encuentran trabajando para lograr nuevos acuerdos salariales a comienzos del 2015. "Tuvimos un aumento de casi un 36%, las cosas van aumentando y se pierde el poder adquisitivo", señaló Gerez. Quien además recalcó que si bien no se produjeron despidos en el área, hoy los esfuerzos están puestos en respaldar la estabilidad laboral de los trabajadores.