En el CIC (Centro de Integración Comunitaria) ubicado en Facundo Zuviría 8.002 se comenzó a comercializar ayer la garrafa social de 10 kilos. A pesar de que el horario de inicio de la venta se había concertado para las 11.30, mucha gente se convocó desde temprano para poder conseguir una garrafa social a 16 pesos. 

 

 

Según informó el municipio, en poco menos de tres horas se vendieron un total de 400 garrafas. En bicicleta, motocicleta, autos o caminando, los vecinos de la zona como así también de diferentes puntos de la ciudad, se acercaron hasta el lugar para poder llevarse una de las unidades. A solo cuarenta minutos de haber arrancado la venta, 160 unidades ya se habían esfumado. 

 

En el lugar estuvo el director de Derechos Ciudadanos de la Municipalidad, Franco Ponce de León, quien manifestó su conformidad por “la tranquilidad y calma” con la cual se desarrolló la primera jornada de venta. “Hoy vimos a mucha gente. Intuíamos que esta era una gran necesidad, no solo aquí en la ciudad de Santa Fe si no también en otras localidades. Mucha gente no tiene gas natural y obviamente necesita de estas garrafas sociales”, manifestó Ponce de León. 

 

Además, destacó que seguirán insistiendo a la Secretaría de Energía de la Nación para que exista una solución de fondo a esta problemática, y en consonancia para que se abran más bocas de expendio en la ciudad. Desde la Municipalidad destacaron el papel de la distribuidora Amarilla Gas SA, que desde un principio mostraron su buena predisposición para formar parte de esta empresa. 

 

La venta en el CIC de Facundo Zuviría se habilitará todos los miércoles, a partir de las 11.30. Esta boca de expendio improvisada se mantendrá hasta que finalice el invierno. “Estamos en tratativas con otras distribuidoras para analizar la posibilidad de ampliar las bocas de venta a otros lugares y tener mayor cantidad de garrafas para poder brindar un mejor servicio”, dijo el funcionario. 

 

En relación a los requisitos que se deben cumplir al momento de adquirir una unidad, el director de Derechos Ciudadanos dijo que lo ideal en estos casos, es otorgar una unidad por persona, para que la mayor cantidad de santafesinos pueda acceder a esta posibilidad. Al momento de ser consultado sobre las denuncias en relación a los abusos que se producen con la venta de garrafas sociales, recordó que el área de que dirige se encarga de tomar las denuncias para luego derivarlas a la Secretaría de Comercio Interior de la provincia. 

 

“Ellos habitualmente se reúnen con la Secretaria de Energía de la Nación que es el órgano encargado de controlar que este programa, que es excelente, se respete y que no se vendan a cualquier precio”, agregó. En caso de ser víctima de cobros excesivos por parte de los comerciantes o de registrar alguna irregularidad en la venta de la garrafa social, Ponce de León recomendó a los ciudadanos hacer la denuncia en la oficina de Derecho Ciudadano, desde donde se derivará el reclamo a la provincia y a la Secretaría de Energía, quienes son los encargados y responsables de controlar estas situaciones. Los interesados en hacer su reclamo pueden comunicarse vía telefónica al 0-800-777-5000 o pueden acercarse personalmente a las oficinas de Derecho Ciudadano, ubicadas en Salta 2840.