El bloqueo a las plantas de combustible de la ciudad de San Lorenzo, en el sur provincial, que llevan adelante los transportistas de granos, tiene su impacto en la ciudad: el 55 % de las estaciones de servicios está con graves problemas de abastecimiento de combustible, al punto de que algunas ya no tenían ni una gota esta mañana.

 

Seguir Leyendo

 

Son las de bandera YPF y Oil, que se abastecen de las plantas que están bloqueando hace más de 48 horas los transportistas nucleados en la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac) y la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra).

“La situación es muy complicada en la ciudad porque las petroleras YPF y Oil llevan 48 horas Sin suministro”, afirmó Alberto Bozz, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustible.

Ayer, entre las 15 y las 17, hubo una pausa en el conflicto, durante la cual se permitió la salida de algunos camiones. Esto permitió abastecer las estaciones de la ciudad, pero a cuentagotas. “Un camión demora unos 40 minutos para hacer todo el proceso de descarga en la estación, con lo cual es muy poco lo que pudieron dejar”, acotó Bozz.

Estas petroleras dan suministro a toda la provincia de Santa Fe, sur de Córdoba, Entre Ríos y norte de Buenos Aires, con lo cual los pocos camiones que pudieron salir en dos horas debieron llevar combustible a una amplia zona. Se esperaba que esta mañana se repita esa “ventana” en el conflicto.

“Las estaciones de estas banderas atienden en promedio el 55 % del mercado de la ciudad de Santa Fe, es una zona muy amplia y con un gran consumo; por la cantidad que venden cada dos días tienen que estar recibiendo combustible, que es justamente el tiempo que hace que no reciben”, explicó.

En Shell la situación era inversa, pero también corre riesgo de quedarse Sin combustible, en este caso por la alta demanda de quienes no pueden cargar en las otras marcas. Esta petrolera tiene su planta en el puerto de Santa Fe, donde no llegó el conflicto, con lo cual opera con normalidad. “Lo que no sabemos es cuánto stock tienen para atender el mercado local porque por cascada ya están teniendo más consumo”, planteó el referente de la Cámara local.

Una vez que finalice el conflicto y la planta del sur esté funcionando a pleno, se calcula que llevará entre 3 y 4 días normalizar el abastecimiento en las estaciones de la ciudad.