No hay una decisión unánime del sector pero en forma individual algunas panaderías de la ciudad ya aumentaron el precio del pan. Mañana habrá una reunión de la comisión directiva del Centro Industriales de Panaderos para consensuar un precio de referencia, que es el que luego aplica la mayoría de los establecimientos. Con lo cual, el incremento general es inminente.

 

 

Dando el puntapié inicial, la panadería Balear subió hoy $ 1 el kilo, con lo cual pasó de costar entre $ 29 y $ 32, según la variedad. El último aumento lo realizaron el 21 de abril, también de $ 1.

 

En la tradicional 9 de Julio, hasta ahora no movieron el precio del pan, ni siquiera hace un mes cuando sí lo hicieron la mayoría de las panificadoras. Por eso hoy cuesta $ 25, uno de los más bajos que se registran entre las panaderías con más presencia en la ciudad. Mañana, lo subirían a $ 28.

 

“En ese momento decidimos sostener el precio del pan y aumentar solo las confituras, facturas y masas. Pero el valor del trigo para la harina y la margarina ahora aumentó mucho, y la factura de la luz llegó con un 30 % de aumento, comparando el mismo período del año anterior, incluso con un consumo menor este año”, contó Dianela Maidana, quien además advirtió una caída importante de las ventas que “se ha reducido a los fines de semana”.

 

En la Franco Colella y en la Pérez mantienen el valor. “Estamos a la expectativa de ver qué pasa, siempre con la incertidumbre pero no hemos aumentado todavía”, dijo Francisco Colella, quien aplicó el último incremento hace unos 50 días y estableció el kilo a $ 29.

 

Mientras que en Buenos Aires, el presidente de la Federación Industrial Panaderil de dicha provincia, Emilio Majori, confirmó este martes que el kilo de pan en territorio bonaerense subió a 40 pesos, con un incremento de alrededor del 20 por ciento, y aseguró que es “inevitable” por la “avalancha de aumentos” que sufre el sector.