El anuncio que realizó el lunes por la tarde el Gobierno de la Nación sobre una línea de crédito blanda para estimular la producción y venta de vehículos nuevos despertó las expectativas de los santafesinos. En los últimos meses, el sector automotriz se convirtió en un protagonista agónico de la economía. El incremento del dólar sumado a los impuestos que tuvieron algunas terminales produjo una importante baja en las ventas. 

 

 

Ahora, el lanzamiento del programa Procreauto, podría generar un importante efecto y colaborar a reactivar un mercado que estaba parado. 

 

Los representantes de firmas locales, consultados, confirmaron que los primeros impactos que tuvo el lanzamiento del nuevo programa ha sido exitoso. Ya en la mañana de ayer, los concesionarios locales registraron un importante nivel de consultas a través de llamadas telefónicas, concurrencia a los salones de venta y hasta por mensajes a través de las redes sociales. Esas fueron algunas de las herramientas que los interesados usaron para averiguar cómo funcionará el nuevo plan de financiación para la compra de automotores. “Realmente se nota un interés y una presencia de público que no se estaba dando en los últimos tiempos. Creo que va a ser exitoso. Si bien faltan detalles, va a tener muy buena repercusión”, explicó Miguel Alberto, director comercial de la firma Nation, que comercializará los modelos de Peugeot y de Citroën. 

 

Incluso desde la firma estaban a la expectativa de que la concurrencia al local aumente en el transcurso de la tarde, fuera de los horarios laborales. A pesar de que la información detallada sobre este programa estará disponible dentro de las próximas 48 horas, los indicadores más importantes como los precios de las unidades, montos a financiar y la tasa son los factores que empujan a los interesados a realizar sus consultas. 

 

Desde la firma Escobar compartieron el entusiasmo que en las últimas horas generó el programa de créditos. “La verdad es que inicialmente, cada vez que se lanza un plan como este, las consultas no se hacen esperar, ya recibimos todos los instructivos y comenzamos a asesorar a nuestros clientes con un plan que en teoría nos va a ayudar a reactivar una industria que estaba un poco caída”, explicó Javier Gagliardo, gerente de ventas de la línea Ford de Escobar. 

 

El referente de la firma agregó que hay una expectativa muy grande en torno a esta iniciativa ya que desde el Gobierno Nacional estimaron que este plan generará cien mil operaciones en los próximos 90 días. “Nosotros tenemos expectativas muy altas porque consideramos que ofrece una posibilidad muy importante, con una cuota muy acomodada y una mínima entrega, lo que hace que gente que no estaba pudiendo acceder a una unidad 0 km se vuelva a reinsertar en el mercado”, analizó Gagliardo. 

 

Los aumentos que sufrió el mercado automotriz, sumado a la incertidumbre que se genera día a día impactaron de forma importante en el sector. Ahora las expectativas están puestas en esta nueva herramienta, que en algunos casos permitirá financiar hasta el 90% de algunas unidades a una tasa significativamente menor de lo que se consigue en el mercado, y la cual varía entre un 17% para los clientes del Banco Nación y un 19% para quienes no operan con esa entidad. 

 

Las terminales que bajaron los precios de modelos que se fabrican en el país son General Motors, Volkswagen, PSA (Peugeot-Citroën), Renault, Toyota, Ford, Honda y Fiat. El programa, que se extenderá hasta el 24 de septiembre próximo, reduce entre el 3 y el 13% los precios de 26 modelos.