El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, entregó ayer fondos destinados a asistir a pequeños productores agropecuarios y a pescadores artesanales afectados por la crecida del río Paraná. El aporte fue por un valor de tres millones de pesos y su función será "sostener la actividad de pequeños productores agropecuarios -en su mayoría ganaderos de no más de 50 cabezas- y de pescadores artesanales que se hayan visto afectados por la crecida del Paraná", destacaron desde la gobernación.

 

Según  se informó  los aportes fueron otorgados a la asociación civil Agencia para el Desarrollo de Santa Fe y su Región; la Asociación para el Desarrollo Regional de la Costa; la Asociación para el Desarrollo Regional Reconquista, y a la asociación civil Mesa Azucarera y de Desarrollo Regional Santafesina. Esas entidades canalizarán los recursos a través de préstamos para la adquisición de bienes y servicios indispensables para el sostenimiento de las actividades productivas.

 

Los fondos fueron entregados por Lifschitz en un acto realizado en la Casa de Gobierno, oportunidad en la que destacó el rol de las asociaciones civiles y de las instituciones de cada región "porque trabajando juntos llegamos más rápido a donde hay que llegar, a aquellos que realmente lo necesitan", dijo el gobernador.