En las primeras horas de este lunes, las estaciones de servicio mostraron los combustibles subas del 5 por ciento.  

 

 

Apenas unas horas después de la elección del nuevo presidente, los argentinos que fueron a cargar combustibles se encontraron con un nuevo aumento. En las primeras horas de este lunes, las estaciones de servicio YPF mostraron el incremento en los combustibles, que ronda el 4,5 por ciento. La última suba había sido el 10 de agosto. 

 

Y en las próximas horas, aumentarán los combustibles en las demás petroleras, como ocurrió cada vez que hubo movimientos de precios durante el presente año en la Argentina. En el caso de YPF, la empresa que concentra el mayor volumen de ventas del mercado, el alza llevaría el litro de nafta súper de $ 12,45 a $ 13,01 tras una suba del 4.3%. Para la nafta premium, cuyo volumen comercializado es el que más crece, se aplica la suba más alta, del 4,5%. 

 

En este caso, pasará de $ 14,03 a $14,65 en las estaciones de la ciudad de Buenos Aires, que son las que tienen los precios más bajos de todo el país. En tanto, el gasoil es el combustible con menor porcentaje de aumento, estimativamente en el orden del 4%. Pasó de $11,32 a 11,82 y el Euro Diesel, de $12,97 a $13,54. YPF es dueña de un 55% del mercado de naftas y gasoil en el país.