Uno de los camiones quedó totalmente destruido y otro tuvo un principio de incendio; como consecuencia del impacto uno de los choferes murió en el acto, mientras que otros cinco resultaron con politraumatismos y fueron trasladados a centros asistenciales de la zona.

 

Seguir Leyendo

 

El tránsito continuaba interrumpido hasta que se termine de concretar el retiro de los vehículos siniestrados y se recoja el cereal derramado en la calzada, y era desviado por las rutas nacionales 9 y 34.

Uriel Bruera, uno de los bomberos voluntarios que actuaron en la zona del accidente, describió la situación que encontró al llegar: "Había una persona fallecida y otro camión con la cabina destruida y tuvimos que ayudar a salir al conductor. Cuando empezamos a trabajar uno de los camiones tuvo un principio de incendio".