La situación en el distrito santafesino de Aarón Castellanos por la crecida de la laguna La Picasa "continua siendo crítica", mientras que en el pueblo de Melincué el panorama también "sigue complicado" ya que el agua de la laguna homónima no ingresa en el casco urbano debido a que está contenida por un murallón de bolsas de arena

 

Seguir Leyendo
"La situación no ha variado, continua siendo crítica, porque sigue ingresando agua hacia la zona. La Picasa crece un centímetro por día y hoy está entre 60 y 70 centímetros sobre la ruta nacional 7", dijo el jefe comunal de Aarón Castellanos, Walter Ramanzín.

Tras señalar que "el 80 por ciento" de ese distrito "está bajo el agua", el funcionario dijo que "todo el sur de Santa Fe está en alerta por el avance del agua sobre pueblos y campos". 

"Al crecer la laguna, compromete a varios pueblos, y si bien por ahora no afecta la parte urbana, sí se verán afectadas las zonas rurales adyacentes", aseveró Ramanzín.

El jefe comunal señaló además que "por suerte no hay evacuados en Aarón Castellanos, sólo dos familias de un campo de la zona que al quedar aislados por la inundación, y ante una emergencia, los trasladamos al pueblo".

Ramanzín dijo más adelante que en los últimos días "no hemos tenido lluvias en la zona", aunque aclaró que "cuando llueve a 100 kilómetros a la redonda igual se complica la situación, porque toda esa agua viene para La Picasa. No es necesario que llueva en Aarón Castellanos", añadió.

Por su parte, el presidente del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Melincué, Roberto Rodríguez, comentó que la situación por el avance de las aguas de la laguna homónima sobre el pueblo "está igual de complicada que hace una semana".

"El agua solamente está contenida por un murallón de bolsas de arena, y estamos pendientes de que no se rompa, porque entonces sí estaremos en problemas . El agua de la laguna está en un nivel superior a la planta urbana de Melincué", explicó.