Según los primeros informes, todos ellos combinaron drogas con alcohol y uno de los pacientes sufrió un cuadro de convulsiones. Cuatro jóvenes de entre 20 y 27 años fueron internados en Rosario con cuadros de intoxicación y deshidratación tras participar de una fiesta electrónica esta madrugada, informaron fuentes oficiales. 

 

 

"Los cuadros son de excitación, deshidratación e hipotensión, y en un caso está relacionado con convulsiones", dijo el secretario de salud rosarino, Leonardo Caruana. Se trata de dos mujeres y dos varones que fueron internados en la madrugada del sábado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) de Rosario. Según los primeros informes, todos ellos combinaron drogas con alcohol y uno de los pacientes sufrió un cuadro de convulsiones. 

 

Sin embargo, los cuatro están fuera de peligro y las autoridades sanitarias evaluaban darles el alta esta misma tarde, mientras buscaban determinar qué tipos de drogas habían consumido. El director del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), Néstor Marchetti, informó que "los cuatro pacientes nos explicaron lo que consumieron, cada uno cosas diferentes, y pudimos tratar a todos con normalidad, dejando a todos fuera de peligro". Uno de los jóvenes fue trasladado por amigos y los otros tres por personal de emergencia que había sido dispuesto especialmente en la rave que se realizó esta madrugada en el salón Metropolitano de Rosario. "Son chicos que refieren consumo de sustancias como marihuana y cocaína combinada con alcohol", detalló Caruana, aunque aclaró que aún no se determinó mediante examen de toxicología qué sustancias habían consumido los cuatro internados. 

 

En todos los casos fueron tratados por cuadros de "intoxicación alcohólica aguda", explicó el funcionario en rueda de prensa. Los cuatro jóvenes habían participado de una fiesta electrónica que se inició anoche y terminó esta madrugada en el salón Metropolitano de Rosario, ubicado en uno de los shoppings de la ciudad, en la que tocó el DJ Solomun. Según los organizadores, a la fiesta asistieron 4.800 personas que disfrutaron del espectáculo en medio de un operativo de seguridad y sanitario montado especialmente por el Ministerio de Seguridad de Santa Fe y el municipio local. En el lugar se colocaron dispenser de agua gratuitos y unidades médicas de servicios privados.