Los investigadores fueron a buscar documentación vinculada al caso. El presidente del club, Rodolfo D'Onofrio, reiteró que están a disposición de la Justicia para aportar "todos los datos o información" que sea necesaria para esclarecer lo que ocurrió.

 

Seguir Leyendo
Funcionarios del Poder Judicial realizaron esta tarde junto a oficiales de la Policía de la Ciudad un allanamiento en las instalaciones de River Plate para llevarse documentación en el marco de la causa abierta a partir de la denuncias de abusos a menores de edad en el club de Núñez, por la cual esta tarde se encontraba declarando la cirujana que reveló el caso. Del allanamiento en el Monumental participaron miembros de la Superintendencia de Violencia Familiar y de Género de la policía porteña. El presidente de River Plate,  Rodolfo D'Onofrio, anunció que el club se pondría a disposición de la Justicia para aportar "todos los datos o información" sobre los casos investigados.La denuncia fue presentada ayer por la asociación de Ayuda a las Víctimas de Violación (Avivi) en la comisaria de la Comuna 12 de la Ciudad de Buenos Aires y quedó radicada en la Fiscalía de Saavedra, a cargo de José María Campagnoli. La titular de Avivi,  María Elena Leuzzi, explicó que una ex cirujana del club de Nuñez fue quien acercó su testimonio al abogado de la ONG, Andrés Bonicalzi, respecto del abuso sufrido por dos varones de las inferiores de fútbol y una nena que jugaba al voley.Esta tarde, Bonicalzi confirmó la presencia de la ex empleada de River declarando en condición de testigo ante un asistente de Campagnoli en la Comisaría 12 y adelantó que también será llamado a declarar el entonces psicólogo de la institución, ya que habría sido quien le contó a la denunciante sobre los tres casos de abuso al solicitarle que haga estudios de HIV sobre los jóvenes, por las sospechas sobre el presunto abusador.La médica que reveló los abusos y declara ante la fiscalía, trabajó en River entre 2004 y 2011, cuando dijo enterarse de esos tres casos ocurridos en la pensión del club por boca de uno de los psicólogos del club. Según la titular de la Avivi, como contó PáginaI12, la mujer "alertó al área de salud de la institución" en aquel momento, pero "le dijeron que mirara para otro lado". "Después, tras una licencia por maternidad, la despidieron y tuvo miedo", relató Leuzzi a este diario tras hacer la denuncia.Desde que se radicó la denuncia, Avivi advirtió sobre amenazas contra la ex médica de River y contra la propia titular de la ONG. En el caso de la ex empleada del club de Núñez, quien habría revelado "nombres, lugares y fechas" de lo ocurrido con los menores de edad abusados, recibió amenazas telefónicas, por lo cual cuenta con custodia y un botón antipánico.Por su parte, Leuzzi denunció esta mañana que la Policía entró a su casa en la madrugada de hoy por un falso llamado al 911, en el que decían que estaba muerta. "Desde entonces estoy encerrada, porque no tengo garantías para salir, no me voy a inmolar", señaló la titular de Avivi Leuzzi, en diálogo con Télam, y sostuvo que detrás de ese episodio está la barra brava de River. "Deben cobrar guita para asustarme. Les digo que estoy haciendo mi laburo. Ellos cobran por ser matones y yo por defender a un niño", lamentó en una entrevista a Radio Delta.Tras conocerse la denuncia,  que coinciden con las presidencias de José María Aguilar y Daniel Passarella, los representantes legales de la institución de Núñez presentaron un escrito para poner "a disposición" a "todo su personal y diligencia en cuanto estime y a los efectos de aportar todos los datos o información" para "contribuir en el esclarecimiento de tales hechos".