"Quiero trabajar por el distrito y colaborar con el proyecto político que conduce Cristina", afirmó el presidente de la Cámara de Diputados. Además, contó que antes de tomar la decisión tuvo una charla con la Presidenta.

 

 

El presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, confirmó que se presentará como precandidato a gobernador de Buenos Aires por el Frente para la Victoria para competir en las elecciones primarias.

 

"Hay muchos buenos compañeros compitiendo por la gobernación como (Diego) Bossio y (Juan Patricio) Mussi. Es un honor ir a las PASO con ellos", afirmó Domínguez en declaraciones al programa 678, que se emite por la Televisión Pública.

De esta manera, Domínguez declinó su precandidatura presidencial, y aseguró que lo hizo porque siente que "desde la Provincia puede contribuir al proyecto que gobierna Argentina".

 

"La presidenta es la conductora de este proyecto y la gente le cree porque sabe que cumple y se juega en cada decisión que toma. Con este modelo de inclusión quiero contribuir desde la Provincia", señaló el diputado.

 

De cara a las elecciones nacionales, consideró que en los comicios se juegan dos proyectos de país: el que encarna el Frente para la Victoria, y el que representa el PRO de Mauricio Macri, que "propone volver al neoliberalismo".

 

"Tenemos que luchar para que Argentina no vuelva a ser gobernada por el neoliberalismo. Ese es el proyecto que encarna Macri, que cuando habla de (Juan Domingo) Perón me acuerdo de (Carlos) Menem", apuntó Domínguez.

 

Consultado sobre el panorama electoral que se vislumbra en el territorio bonaerense, el legislador nacional estimó que habrá "varios dirigentes" del Frente Renovador que se sumarán a las filas del oficialismo en los próximos días".

 

"El intendente de Escobar, Sandro Guzmán, dejó el Frente Renovador y serán muchos más los dirigentes que se sumarán a las filas del oficialismo. Tenemos una propuesta abierta a todos los que quieren defender el trabajo de los argentinos", subrayó.