La fiscal Viviana Fein, a cargo de la causa por la muerte de Alberto Nisman, recorrió desde alrededor de las 17 hasta cerca de las 22 el edificio de Puerto Madero donde se encontró el cadáver del fiscal.

 

 

La fiscal se había retirado de su despacho ubicado en la sede judicial en la calle Tucumán al 900, y apareció en el edificio Le Parc, ubicado en Azucena Villaflor 450, de Puerto Madero. "Déjenme trabajar", le dijo a los periodistas que estaban haciendo guardia en el lugar.

 

Más temprano, Fein interrogó a la madre de la víctima, quien le confirmó que la puerta de servicio estaba cerrada con llave.

 

Además, la fiscal confirmó que la ex esposa de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, pidió ser querellante en la causa, anticipó que no tiene previsto citar a declarar al ex espía Antonio Stiusso y reveló que aún

no definió si volverá a convocar a Diego Lagomarsino, colaborador informático de la Unidad AMIA que le prestó la pistola calibre 22 a Nisman horas antes de su muerte.

 

Lagomarsino "iba muy seguido", "solo tenía que anunciarse en el registro de visitas y si el doctor Nisman lo autorizaba le permitían entrar", pero el lunes pasado sólo declaró acerca de "la facilitación" del arma calibre 22, afirmó.

 

Sin embargo, en una entrevista brindada al diario Pagina/12 a través de una jueza, el técnico informático afirmó que fue el sábado a las 20 a ver Nisman para darle un arma por razones de seguridad y reveló que Stiusso le había advertido a Nisman que tuviera cuidado con su custodia.

 

Nisman "me dijo que era por seguridad. Que el día anterior lo había llamado Stiusso y le dijo que se cuidara de la custodia y que, además, tuviera precaución con la seguridad de sus hijas", afirmó Lagomarsino.

 

Los agentes que estaban a cargo de custodiar a Nisman el pasado domingo fueron sumariados por el secretario de Seguridad, Sergio Berni, mientras que ya declararon en la causa. 

 

Un custodio acompañó a Sara Garfunkel, madre de Nisman, hasta el departamento del piso 13 de Le Parc -tras ser alertada de que el funcionario no contestaba los mensajes- e ingresó con ella cuando lograron abrir la puerta.

 

Ante la polémica que se generó por las palabras del cerrajero diciendo que la puerta de servicio estaba "abierta", Sara Garfunkel le confirmó a la fiscal que abrió con su llave una de sus dos cerraduras (la de arriba) mientras que la de abajo no tenía el tambor activado pero la llave estaba colocada del lado de adentro, razón por la cual debió convocar al cerrajero para destrabarla.

 

Cerca de las 17, la fiscal Fein se presentó en el edificio Le Parc para recorrer las instalaciones, a donde habían sido convocados personal técnico que revisa los aires acondicionados. 

 

En las últimas horas se descubrió que había un tercer acceso al departamento de Nisman, con un pequeño pasadizo que se dirigía a los aires acondicionados, y se descubrieron rastros de una pisada y una huella palmar en una barra.

 

"Vamos a cotejar con el personal de mantenimiento" del edificio Le Parc "las huellas plantares y de la mano" que se encontraron en el pasadizo externo del piso, ya que "cada tantos días iban a cada unidad a revisar los equipos de aire", había dicho la funcionaria.

 

La fiscal también indicó que ya había interrogado al personal de la Unidad AMIA para determinar, entre otras cosas, por qué Nisman volvió antes de sus vacaciones en Europa, mientras que aclaró que ya cuenta con "la información de casi todos los teléfonos" que tenía el fallecido.

 

"Falta un teléfono", afirmó la funcionaria, quien detalló además la circunstancia generada anoche en un edificio de Olivos, porque Nisman le había mandado, a través de un colaborador, un sobre a un periodista. 

 

"Se equivocaron en el allanamiento. No me allanaron a mí", contó hoy el periodista Laureano Pérez Izquierdo, quien confirmó que recibió un "sobre" de parte del fiscal federal Alberto Nisman, con información vinculada a la causa AMIA, pero sostuvo ese documento "no existe más" porque lo tiró.