La novela de la supuesta carta del Papa a Cristina Kirchner por el 25 de Mayo parece que está por llegar a su fin con un giro tan sorprendente como la inicial desmentida de su veracidad. Ahora, el Vaticano dice que la carta es verdadera, aunque aclara que no fue propiamente una carta, sino un telegrama.

 

 

"Fue un telegrama habitual de saludo con motivo de una fecha patria, no una carta", dijo a Clarín monseñor Guillermo Karcher, el argentino que integra el cuerpo de ceremonial de la Santa Sede, que ayer había dicho que la carta era falsa y que con el Papa no se juega.

 

Su desmentida inicial, hecho al canal de noticias C5N había provocado un revuelo, ya que la presidencia de la Nación había distribuido la carta, en la que el Papa hacía votos en favor de la convivencia pacífica, el diálogo y la concordia entre los argentinos.

 

Incluso, el secretario general de la presidencia, Oscar Parrilli, y el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, salieron a aclarar que la nota del Papa la habían recibido de la Nunciatura, por lo cual le habían dado total fiabilidad.